La OMS reconoció niveles alarmantes de propagación y gravedad así como de inacción

Reuters

Ecuador declaró una emergencia sanitaria en su territorio por la rápida expansión del coronavirus y dispuso que los viajeros provenientes de países en alto riesgo cumplan un periodo de aislamiento domiciliario.

El presidente Lenín Moreno anunció la medida a última hora del miércoles en una intervención televisada, horas después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al brote del virus como una pandemia.

"La declaratoria de emergencia implica nuevas medidas de prevención y control en los puntos de ingreso al territorio nacional", dijo Moreno.

"Todo pasajero que venga de los países con mayor cantidad de casos reportados deberá mantener aislamiento domiciliario por el tiempo que recomienden las autoridades sanitarias mundiales", explicó.

Ecuador además aplicará restricciones para eventos masivos de acuerdo al riesgo y el número de casos en las zonas afectadas y medidas de prevención en el transporte público, en líneas con otros países que han adoptado medidas similares en la región.

El país andino presenta 17 personas con coronavirus, todos vinculados con el primer caso positivo en una ecuatoriana que llegó desde España el 14 de febrero y mantiene vigilancia epidemiológica a unas 121 personas en varias provincias del país, según datos del Ministerio de Salud.

Moreno dijo que las iglesias deberán realizar sus cultos por televisión, internet o medios alternativos y autorizó el trabajo desde el domicilio en casos vulnerables.

La OMS reconoció niveles alarmantes de propagación y gravedad así como de inacción, por lo que dijo que el COVID-19 puede caracterizarse como una pandemia.

Más de 119.100 personas han sido infectadas por el coronavirus en todo el mundo y 4.298 han muerto, la gran mayoría en China, según un recuento de Reuters del miércoles.