RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Los ficheros destapados detallan cuál fue el papel de ese banco en un fraude de inversión valorado en US$ 80 millones

Diario Financiero - Santiago

La entidad bancaria, la mayor del Reino Unido, movió el dinero mediante su negocio en Estados Unidos a cuentas del HSBC en Hong Kong en 2013 y 2014, según se desprende del fichero confidencial.

Los documentos fueron filtrados al portal Buzzfeed y compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación mientras que el programa británico de investigación Panorama lideró la pesquisa para el canal público BBC.

Esa cadena indicó que los ficheros destapados detallan cuál fue el papel de ese banco en un fraude de inversión valorado en US$ 80 millones.

El HSBC siempre ha sostenido que cumplió con sus obligaciones legales a la hora de denunciar esa actividad.

Los documentos muestran también que la estafa de inversión -conocida como esquema Ponzi- comenzó al poco de que el banco británico fuera sancionado con una multa por valor de US$ 1.900 millones en Estados Unidos por operaciones de blanqueo de dinero y desde entonces se había comprometido a erradicar ese tipo de prácticas.

Según la BBC, abogados de algunos de los inversores que fueron embaucados en esas operaciones consideraron que la entidad debería haber adoptado medidas antes para cerrar las cuentas de los defraudadores.

Los ficheros FinCEN son 2.657 documentos, entre los que figuran 2.100 informes sobre actividades sospechosas (o SARs, en inglés), que incluyen información sobre transacciones que levantan sospechas a los propios bancos.

Estos envían esos informes a las autoridades pertinentes si sospechan que sus clientes están incurriendo en actividades ilícitas y en caso de que tengan evidencias de prácticas de actividad delictiva deben dejar de mover su dinero.

La filtración muestra cómo se blanqueó dinero mediante algunos de los mayores bancos del mundo y cómo los delincuentes emplearon compañías británicas anónimas para ocultar el dinero.

Fergus Shiel, parte de ese consorcio, indicó que los ficheros aportan conocimiento sobre "lo que saben los bancos de los vastos flujos de dinero sucio que circula por todo el globo".