El precio de 60 productos alimenticios subió 242.827,55 bolívares o US$19 en un mes

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

En medio del revuelo que generó la noticia de que funcionarios del régimen de Nicolás Maduro sostuvieron conversaciones con Estados Unidos, se reveló el dato de inflación en Venezuela en julio, el cual fue el segundo más bajo de lo que va del año (17,3%), aunque fue mayor al registrado en junio (15,5%).

Como la administración oficialista no publica cifras del desempeño de los precios en Venezuela, organismos como el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda) realizan una variación basados en la medición mensual de los precios que se hace sobre una canasta de alimentos básica comprendida por 60 productos y que se dividen en 11 rubros.

En el informe de julio se publicó que la canasta subió 242.827,55 bolívares (US$19) y alcanzó un valor de 1,65 millones de bolívares (US$127 aproximadamente). Desde mayo, el valor de estos productos superó el millón de bolívares.

El solo aumento registrado en el séptimo mes del año equivale a seis salarios mínimos mensuales, que actualmente es de 40.000 bolívares (US$3). De acuerdo con el reporte de Cenda, con este monto solamente se puede adquirir 2,4% de la canasta alimentaria, mientras que en junio se podía comprar 2,8%. Si se le agrega el ticket de alimentación, el poder adquisitivo aumenta a 3,9%. El mes anterior era de 4,6%. Para poder comprar la canasta en julio, se necesitaban 41 salarios mínimos mensuales.

Con el aumento de precios, un trabajador necesita un mínimo de 54.976,89 bolívares diarios para alimentar a su familia. En junio, ese mismo trabajador los podía alimentar con 46.882,64 bolívares diarios.

De los rubros que conforman la canasta básica, el de mayor peso en el costo total es el de cereales y productos derivados, en el que se encuentran productos muy sensibles en la dieta del venezolano como son harina de maíz, arroz, pasta y pan.

Para el período analizado, estos productos aumentaron a 320.859,44 bolívares, lo que quiere decir que se necesitan ocho salarios mínimos mensuales para comprarlos. El poder adquisitivo del salario mínimo mensual es de 12,5% en el rubro.

LOS CONTRASTES

  • Carlos SepúlvedaDecano de Economía de la U. del Rosario

    “Las decisiones políticas y económicas, como las expropiaciones y la inestabilidad jurídica, llevaron a que el país perdiera la capacidad de producir bienes”.

  • Mario CeballosProfesor Politécnico Grancolombiano

    “La escasez es lo que más presiona los precios de los alimentos al alza, pero el aumento de la masa monetaria por parte del Gobierno empeora la situación económica”.

El siguiente segmento con el mayor peso en la canasta básica es el de carnes y sus preparados, cuyo costo para el grupo familiar aumentó a 280.423,19 bolívares. Esto quiere decir que se necesitan siete salarios mínimos mensuales para comprar estos artículos y que con el salario mínimo mensual solo se puede comprar 14,3%.

Si se toma el salario mínimo mensual, el único rubro que se puede comprar es azúcar y similares, pues el poder adquisitivo real de este es 101,6%. Esto significa que se necesitan 0,98 mínimos mensuales.

Lo que más aumentó

Los rubros que más subieron de precio en el séptimo mes del año fueron: semillas, oleaginosas y leguminosas (49,13%), frutas y hortalizas (27,88%) y raíces, tubérculos y otros (22,80%). En cambio, los que registraron la menor variación fueron bebidas alcohólicas (0,79%), leche, queso y huevos (10,98%) y cereales y productos derivados (13,67%).

Mario Ceballos, profesor del Politécnico Grancolombiano, explicó que la elevada inflación en Venezuela se ha convertido en un ciclo sin fin, pues a medida que la divisa pierde valor, el Gobierno lo ha buscado compensar con aumentos al salario mínimo e imprimiendo más billetes.

Carlos Sepúlveda, decano de Economía de la Universidad del Rosario, dijo que Venezuela es la muestra de un país que ha colapsado su economía. “Su alta inflación es el reflejo de una política irresponsable y de la destrucción del aparato productivo, que llegó con expropiaciones e instabilidad jurídica”.

Desabastecimiento de los productos alimenticios básicos en Venezuela
Los precios no son la única preocupación de los venezolanos, ya que el problema de abastecimiento ha seguido aumentando. De los 60 productos que hacen parte de la canasta básica, Cenda señaló que durante la investigación se observó que, en promedio, nueve elementos no se consiguen con regularidad en los mercados del país. Entre estos están el pollo entero, el café y las lentejas. En el caso d la harina de trigo, solo se consiguió importada.