El sector que primero recibió el impacto fue el aéreo por temor a regulaciones por parte de los gobiernos

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

El 31 de diciembre del año pasado se encendieron las alarmas a nivel mundial luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recibiera la primera alerta del nuevo coronavirus proveniente de Wuhan, China, que hasta el cierre de esta edición había dejado 17 muertos y alrededor de 600 pacientes infectados en varios países como Tailandia, Japón, República de Corea del Sur, Taiwán y Estados Unidos.

Y aunque la OMS dijo que es “demasiado pronto” para declarar una emergencia global, los impactos económicos no se han hecho esperar y de inmediato los mercados bursátiles de todo el mundo y sectores como el turismo ya están viendo los efectos negativos.

Julio César Botero, investigador en negocios internacionales en Lincoln University de New Zealand, señaló que “hay que tener en cuenta que cualquier situación que afecte a China en estos momentos, afecta de manera colateral el resto de las economías y mercados”.

Dicho impacto se reflejó en primera instancia en el precio de las acciones de las aerolíneas. Por ejemplo, United Airlines y Delta Air Lines se desplomaron hasta 2,5% y American Airlines cayó hasta 4,2% el 21 de enero, día en el que se confirmó el primer caso del virus en territorio estadounidense. El impacto negativo no terminó ese día, pues las acciones de Air China, China Eastern Airlines y China Southern Airlines cerraron la jornada del jueves con pérdidas de más de 3%.

“La reacción de este tipo de eventos se ve en varios activos, uno de los primeros sectores afectados es el aéreo porque los gobiernos emprenden medidas para contener el virus. Además, estos eventos genera un miedo entre los turistas, quienes prefieren cancelar sus viajes por temor a contagiarse”, explicó Felipe Campos, gerente de investigaciones de Alianza.

LOS CONTRASTES

  • Julio César BoteroInvestigador en Lincoln University

    “Ante un temor de una pandemia en ese país, la gente deja de viajar y de consumir los productos que ofrecen las marcas de lujo que lo tienen como su mercado principal”.

  • Felipe CamposGerente de investigaciones de Alianza

    “El primer impacto de este tipo de eventos se siente en las aerolíneas, ya que hay un temor por posibles regulaciones. También hay efectos en economías como la de Colombia como la devaluación”.

Otros de los sectores afectados fueron las cadenas hoteleras que estaban ad portas de la celebración del Año Nuevo Lunar y las compañías de lujo. Además, el comité de los Juegos Olímpicos está evaluando los riesgos del evento deportivo y anunciaron la cancelación de combates de boxeo en la ciudad de Wuhan. Otro golpe al turismo fue el cierre del Museo del Palacio de Pekín.

“Las empresas de lujo, de moda y en general de artículos costosos tienen sus casas matrices en Europa y en Estados Unidos, pero su principal mercado está en China”, explicó Botero.

La afectación no concluye solo en los tres sectores anteriores. El temor de una posible pandemia también provocó que las acciones en el mundo dejen de valorizarse, tal como pasó los dos últimos días, luego de que se confirmara que la transmisión se daba de persona a persona, aseguró Campos.

El panorama descrito por el gerente de investigaciones de Alianza se reflejó en el comportamiento de los principales índices del mercado asiático. Por ejemplo, el índice Shenzhen cayó 3,4%, CSI 300 se desplomó 3,1% (su peor jornada en nueve meses), la Bolsa de Shanghai perdió 2,8% y HS China 1,9%.

Esto también afectó a otros mercados. Según Reuters, “las acciones europeas cayeron el jueves por cuarta sesión seguida. El índice paneuropeo Stoxx 600 cayó 0,7% (su peor sesión en lo que va del año)”.

Los metales también sintieron el impacto del temor mundial por el coronavirus. De acuerdo con información de Reuters, el cobre referencial en Londres cayó 2% (su menor nivel en más de seis semanas); mientras que el oro subieron 0,4% debido a que los inversionistas prefirieron apostarle a activos de refugio como el lingote y dejar al lado el riesgo.

Todo este panorama mundial también ha tenido o tendrá un importante efecto en las economías regionales. “En un momento en el que el crecimiento económico es tan débil, el riesgo de una pandemia lo golpea aún más, por lo que economías como la de Colombia se podrían ver afectadas. Además, cuando se prenden las alarmar por este tipo de enfermedades que surgen, en su mayoría, de los países asiáticos, uno empieza a ver devaluación en las monedas de esas naciones”, concluyó el analista Campos.

En cuanto a monedas el Won surcoreano ha perdido 1,01% de su valor frente al dólar en los últimos ocho días. Casi similar a la Rupia india que ha caído 0,64% y el Baht tailandés con descenso de 0,63%. El caso del peso colombiano es similar, pues su cotización ha descendido frente al dólar (ver artículo de la sección Finanzas).

Por su parte el petróleo cayó 2% previendo que China reduzca la demanda de combustibles si llega a frenar el crecimiento económico de manera similar a la epidemia de Sars ocurrida hace casi 20 años.