Los datos publicados ayer sugieren que las empresas estadounidenses están experimentando un retorno de la demanda

WSJ

La economía estadounidense tomó impulso este mes cuando las empresas se sacudieron los efectos de la recesión inducida por la pandemia, aunque las recuperaciones en otras partes del mundo se desaceleraron, según nuevas encuestas de gerentes de compras.

Los datos publicados ayer sugieren que las empresas estadounidenses están experimentando un retorno de la demanda a medida que reabren de los bloqueos impuestos en la primavera y principios del verano. También indican que hasta ahora la economía ha logrado capear el fuerte aumento de julio en nuevas infecciones por coronavirus y cierres de negocios que amenazaron con desviar la recuperación.

La recuperación económica de Europa se desaceleró en agosto, mientras que Japón experimentó otra caída en la actividad, una indicación de que es probable que el retorno a los niveles prepandémicos de la producción mundial sea lento y desigual mientras continúen amenazando nuevos brotes de covid-19.

Las economías de todo el mundo experimentaron contracciones récord en los tres meses hasta junio cuando los gobiernos impusieron cierres y los consumidores se quedaron en casa en un esfuerzo por contener la pandemia. Dado que varias restricciones se levantaron cuando el segundo trimestre llegó a su fin, los economistas esperan un gran repunte en la actividad durante los tres meses hasta septiembre.

LOS CONTRASTES

  • Andrew Kenningham Economista jefe de Capital Economics

    “Para la economía, las métricas de infectados son las más importantes, ya que es el miedo a que los hospitales no puedan hacer frente fue lo que empujó a tomar medidas drásticas”

La firma de datos IHS Markit dijo que su índice compuesto de gerentes de compras, una medida de la actividad manufacturera y de servicios, subió a 54,7 desde 50,3 en julio, un máximo de 18 meses, y ambos sectores experimentaron un gran aumento. Una lectura por encima de 50 es un signo de expansión, mientras que una lectura por debajo de 50 es un signo de contracción. El índice de producción manufacturera subió a 53,6 desde 50,9 en julio. El índice de actividad de servicios subió de 50 a 54,8.

La disminución de afectados en Europa hace que, según los economistas, sea menos probable que los gobiernos vuelvan a bloqueos generalizados, lo que probablemente haría que la economía de la eurozona volviera a contraerse. “Para la economía, estas son posiblemente las métricas más importantes, ya que es el miedo a que los hospitales no puedan hacer frente lo que empujó a los gobiernos a tomar medidas drásticas la primera vez”. dijo Andrew Kenningham, economista jefe de Capital Economics.