"Las empresas necesitan un mensaje de certeza del gobierno de López Obrador para alejarse de los conflictos", dijo Carlos Salazar de CCE

Bloomberg

Representantes de dos importantes grupos empresariales advirtieron que cada vez es más difícil para las compañías extranjeras invertir su dinero en México y dijeron que los mensajes de la administración de López Obrador que obstaculizan la inversión deben parar.

En una extraña crítica al gobierno actual, Carlos Salazar, director de uno de los mayores grupos empresariales mexicanos, CCE, dijo que las empresas necesitan un mensaje de certeza del gobierno de López Obrador para alejarse de los conflictos.

En el mismo evento, Claudia Jañez, directora de un grupo que representa a empresas globales, se pronunció aun más enérgicamente contra la interferencia del gobierno en la inversión.

La economía de México se estancó en 2019 en gran parte debido al “sistemático cambio de las reglas para hacer negocios y los constantes mensajes políticos en contra de los mercados y las empresas”, dijo Jañez, presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG).

El país entró en una recesión técnica en el primer semestre del año pasado después de que Andrés Manuel López Obrador desechó un proyecto aeroportuario de US$13.000 millones antes de convertirse en presidente en diciembre, y luego suspendió las subastas privadas petroleras una vez en el poder. Su gobierno estuvo involucrado en una disputa de varios meses con diversos operadores de ductos luego de que decidiera cambiar los términos de los contratos de gas natural firmados con la administración anterior.

“Las empresas toman decisiones de inversión a largo plazo. Cambiar las reglas no abona al crecimiento”, dijo Salazar, quien ha servido como enlace entre la comunidad empresarial y el gobierno.

Jañez, quien también es presidenta de DuPont para América Latina, enfatizó que México necesita tener claro por qué merece inversiones sobre otros países y que los acuerdos de libre comercio no significarán nada si el país no aborda sus problemas de seguridad. También dijo que la seguridad se ha convertido en la principal preocupación para muchas compañías que operan en el país y que algunas de ellas ahora están gastando entre 30% y 40% adicional de sus costos fijos para protegerse. “La inseguridad no debería ser la nueva normalidad”, dijo.