El país se ubicó en la posición 52 del listado mundial, donde Estados Unidos perdió su liderazgo y le cedió el lugar a Singapur

Nicolás Mayorga Patarroyo - nmayorga@larepublica.com.co

Colombia quedó en el puesto 52 (entre 63 economías) del ranking elaborado por el International Institute for Management Development (IMD) y ascendió seis casillas (estaba en el lugar 58) con respecto a la posición que ocupó el año pasado, su mejor desempeño desde 2017. Además, fue el país de la región con el mejor comportamiento en el listado.

A nivel latinoamericano, el país mejor ubicado en el ranking fue Chile, que ocupó la casilla 42, aunque descendió siete puestos con relación a su posición del año pasado. Le sigue México, que ascendió una casilla y se ubicó en el puesto 50.

Por debajo de Colombia quedaron Perú, ubicado en la posición 55; Brasil, que subió un puesto y quedó 59; Argentina, en la casilla 61 y, como último en el ranking, quedó Venezuela de 63.

"Venezuela permanece anclada al final del ranking, afectada por la inflación, el acceso deficiente al crédito y una economía débil", sostiene el estudio.

También cambió el líder global
El podio del listado tuvo dos variaciones, ya que Estados Unidos fue destronado por Singapur, Hong Kong se mantuvo segundo y EE.UU. cayó a la tercera posición.

"Singapur se ha clasificado como la economía más competitiva del mundo por primera vez desde 2010, según el Ranking Mundial de Competitividad del IMD, ya que Estados Unidos se deslizó del primer puesto, mientras que la incertidumbre económica afectó las condiciones en Europa", sostiene una nota de prensa del instituto.

La infraestructura tecnológica, la disponibilidad de mano de obra calificada, las leyes de inmigración favorables y las formas eficientes de establecer nuevas empresas fueron los factores que permitieron situar a Singapur en la punta de listado.

Por su parte, Hong Kong se mantuvo en el segundo lugar, debido a su buen entorno de política fiscal y comercial, y el acceso a la financiación empresarial.

La caída de Estados Unidos se explica porque, según el IMD, su competitividad se vio afectada por el aumento en los precios de los combustibles, un decrecimiento en las exportaciones de alta tecnología y las constantes fluctuaciones del dólar.

Institucionalidad, la clave
“En un año de alta incertidumbre en los mercados globales debido a los rápidos cambios en el panorama político internacional así como a las relaciones comerciales, la calidad de las instituciones parece ser el elemento unificador para aumentar la prosperidad. Un marco institucional sólido proporciona la estabilidad para que las empresas inviertan e innoven, asegurando una mejor calidad de vida para los ciudadanos ”, expresó Arturo Bris, profesor de IMD y director del Centro de Competitividad Mundial de IMD, el centro de investigación que realiza el ranking.

Los rankings de competitividad mundial de IMD, establecidos en 1989, incorporan 235 indicadores de cada una de las 63 economías clasificadas. El ranking toma en cuenta una amplia variedad de estadísticas como el desempleo, el PIB y el gasto gubernamental en salud y educación.