El índice de prosperidad económica de Legatum Institute evalúa a 167 países en 12 indicadores.

María Paula Aristizábal Bedoya - maristizabal@larepublica.com.co

Unos 148 países en el mundo, de un total de 167, experimentaron niveles de prosperidad más altos que hace una década, según la última publicación del Índice de Prosperidad Económica de Legatum Institute, lo que llevó a la conclusión de que la prosperidad global está en su nivel más alto.

Para el caso de Colombia, el informe reveló que el país cayó dos lugares en el ranking general (del puesto 70 pasó al 72), así como también que bajó en cuatro de los 12 indicadores que comprende el estudio: capital social, entorno de inversión, condiciones de vida y entorno natural.

Si separamos a los países de América Latina en un listado, Colombia ocupa el séptimo lugar en la región. A pesar de que cayó dos puestos en el ranking general, el informe señala que en términos de infraestructura, Colombia fue el que más mejoró en la región, ubicándose en la casilla 68 de este indicador, en conjunto con Panamá, que se ubicó en la casilla 48. “Ambos países experimentaron mejoras significativas en el ancho de banda, cobertura y uso de Internet, y firmaron acuerdos bilaterales de libre comercio con los Estados Unidos en 2012”, explicó el informe.

Otro indicador en el que el país mostró una mejora es en seguridad. Impulsado por el acuerdo de paz firmado, el informe recalca que Colombia ejemplifica en mayor medida las mejoras en este indicador, ocupando el puesto 152. Pero, ¿en qué consiste esta mejora? Al respecto, el organismo retrata que en Colombia se ha visto una reducción en el nivel de terror y violencia relacionado con la política, incluyendo la reducción en las tasas de ejecuciones extrajudiciales y encarcelamiento político.

En cuanto a los indicadores en los que Colombia bajó, el de entorno de inversión llama la atención. Pues la inversión extranjera ha venido aumentando en los últimos años, y el mercado colombiano se viene fortaleciendo en ese aspecto. Adicional a ello, en rankings similares como el Doing Business, Colombia viene en una senda de crecimiento que, de acuerdo con los analistas, se prevé siga ese camino.

Lo cierto es que estos rankings de competitividad le dan una noción a los inversionistas extranjeros sobre el panorama de los países. De acuerdo con José Roberto Concha, director del Consultorio de Comercio Exterior (Icecomex), a pesar de que Colombia tuvo cifras negativas en cuatro de los 12 indicadores, “en el campo de las inversiones, estamos recibiendo más inversión extranjera que en el pasado. Aunque toda la coyuntura del paro no nos pone en una buena situación, en el vecindario latinoamericano las condiciones no están fáciles, por lo que gracias a la estabilidad democrática que tenemos, los inversionistas lo ven como un país muy seguro”, dijo.

LOS CONTRASTES

  • Julián ArévaloDecano Economía Universidad Externado

    “Colombia se caracteriza por los bajos indicadores de capital social, sobre todo en términos de confianza interpersonal, pues tiene una sociedad muy polarizada”.

  • José Roberto Concha Director Icecomex

    “La caída muestra que hay unos factores en los que no estamos creciendo en la medida en que otros países lo hacen y estos rankings significan mucho para los inversionistas”.

Otro indicador en el que Colombia descendió fue en el entorno natural, donde se ubicó en la casilla 32. Al respecto, Concha afirmó que esto obedece a “los cultivos de coca que crean deforestación en los bosques y selvas. Adicional a ello, todo el tema de Hidroituango tuvo una resonancia internacional”.

En las condiciones de vida y en el capital social Colombia también bajó, ubicándose en las casillas 83 y 97, respectivamente.

La región en el ranking

Chile es el líder entre los países de América Latina, para esta entrega, mantuvo su puesto 37, revelando un puntaje de 65,7 en el ranking general. Uruguay, al igual que Chile, se mantuvo en la misma casilla del año anterior (38) y el estudio señaló una puntuación de 58,2.

El listado lo continúan Perú y Argentina, ocupando las posiciones 56 y 59, respectivamente. Mientras que Perú subió una casilla para esta edición y obtuvo un puntaje de 56, Argentina escaló cuatro casillas con una calificación de 47,9.

México y Brasil permanecieron en la misma ubicación de 2018: 67 y 69, respectivamente, mientras que Paraguay ascendió cuatro casillas en esta edición, llegando al puesto 79 y obteniendo un puntaje de 47,3. En el caso de Ecuador, con un puntaje de 46, logró subir seis casillas para esta edición, mientras que Venezuela descendió el mismo número de casillas y obtuvo un puntaje de 28.

Cabe resaltar que los dos pilares de prosperidad aplican para todas las economías y están construidos sobre 65 áreas de políticas procesables, lo anterior, con el respaldo de 294 indicadores.

De acuerdo con la publicación, si bien ha habido una mejora a nivel mundial en materia de la apertura de las economías, Asia Pacífico ha sido la región con el mayor cambio experimentado. El análisis, que aborda los avances desde hace una década, señala que tanto el acceso al mercado como la infraestructura han experimentado mejoras, un ejemplo de ello es que el uso del internet se ha duplicado y que el ancho de banda tiende a ser casi seis veces superior que el de hace 10 años.

Resaltan que las condiciones empresariales se han fortalecido a nivel mundial, impulsado por la simplificación de los procesos administrativos comerciales. En el campo de las inversiones, si bien por la crisis financiera de 2008 se vieron afectadas, el documento señala que fue una afectación entre 2009 y 2014, sin embargo, han tenido una mejora en los últimos cinco años, “debido al fortalecimiento de los derechos de propiedad, la protección de los inversores y la ejecución de los contratos. Sin embargo, la calidad económica mundial solo ha visto una mejora marginal”, reza el documento.