Reino Unido ocupa el tercer lugar con un índice de precios al consumidor en 1,5%

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

El mundo estuvo inmerso en medio de una coyuntura política y comercial que generó incertidumbre en los diferentes mercados el año pasado. Esto se vio reflejado con las tensiones comerciales entre naciones como Estados Unidos y China; y las diferentes protestas que se llevaron a cabo alrededor del mundo en contra de algunas políticas o medidas que se adoptaron.

Dicho panorama se evidenció en la inflación anual de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), la cual  subió a 1,8% durante noviembre. Esto representó un aumento de dos puntos porcentuales con respecto a octubre, cuando estaba en 1,6%, según reveló la entidad en su publicación mensual del informe de inflación.

Dicho aumento tiene su origen en el alza que presentaron los alimentos de 1,4% en octubre a 1,6% en noviembre y por la situación negativa que vivió el sector energético, al pasar de 3% en octubre a 1,1% en noviembre de 2019.

Entre los países del club que presentaron mayor aceleración en  noviembre de este índice se destacan Canadá con 2,2%, Estados Unidos con 2,1% y Reino Unido con 1,5%. (Ver gráfico)

Seguido de estos países y cerrando el top cinco de las principales naciones que conforman este club y que presentaron el mayor alza en este índice en ese mismo mes se encuentran Alemania y Francia con 1,1% y 1%, respectivamente.

En la publicación también se destaca que el promedio que alcanzó la inflación en los países que pertenecen a esta organización se ubicó en 1,8% al cierre de noviembre, mientras que la media de las naciones del G7 presentaron una aceleración promedio de 1,6% y los que conforman la Unión Europea de 1,3%.

LOS CONTRASTES

  • Juan Carlos OcampoCoordinador de la carrera de Economia en Universidad Privada del Norte

    "Las inflaciones más altas se basan en la alta emisión monetaria para reducir un alto déficit fiscal. Eso caracteriza a algunos países".

Otro de los países de la región que se destaca en el estudio es Brasil. Esta nación cerró noviembre del año anterior con una inflación que alcanzó 3,3%. De acuerdo con el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (Ibge), esta cifra fue jalonada principalmente por el alza del precio de la carne roja, que subió de 8% en el mes. Este dato fue el más alto para el mes 11 desde 2015.

Para finalizar, el análisis destaca que la inflación más baja la obtuvo Arabia Saudita. Este país tuvo un IPC de -0,1% al cierre de noviembre.