RIPE:
EL ECONOMISTA

Es la primera vez desde 2008 que China modifica su listado de tecnologías sujetas a restricciones o prohibiciones para la exportación

El Economista - Ciudad de México

El grupo chino Bytedance, dueño de la popular aplicación de video para móviles TikTok, señaló este domingo 30 de agosto en un comunicado que se "adherirá estrictamente" a la nueva reglamentación para las exportaciones impuesta por China, lo que complicaría la venta de las actividades de la empresa en Estados Unidos, sobre lo que presiona Donald Trump.

TikTok ha estado durante varias semanas en el ojo del huracán en las tensiones diplomáticas entre Estados Unidos y China, y el presidente estadounidense firmó el 6 de agosto en nombre de la "seguridad nacional" un decreto que obligaría a ByteDance a vender rápidamente las actividades en el país norteamericano de TikTok, dado que Trump acusa al gobierno chino de espionaje.

Pero, el ministerio de Comercio chino amplió el viernes 28 de agosto a las "tecnologías para uso civil" las reglas aplicadas por Pekín para la importación y exportación de tecnologías.

Es la primera vez desde 2008 que China modifica su listado de tecnologías sujetas a restricciones o prohibiciones para la exportación.

Un profesor citado por la agencia oficial de noticias Xinhua, señala que este cambio podría significar que Bytedance tendría que obtener la autorización del gobierno chino para vender su aplicación de videos a una empresa estadounidense.

A comienzos de esta semana, el director ejecutivo de TikTok, Kevin Mayer, abandonó la empresa, algunos días después de que ésta presentara una demanda legal impugnando las decisiones del gobierno estadounidense.

TikTok, que tiene 175 millones de descargas en Estados Unidos y más de 1.000 millones en todo el mundo, explica en su demanda que las decisiones de Trump están motivadas por cuestiones políticas y financieras, y no por inquietudes respecto a la seguridad nacional.

El decreto de Trump es un abuso a la ley federal "International Emergency Economic Powers Act", puesto que la plataforma no representa "una amenaza inhabitual ni extraordinaria", argumentó la aplicación de videos.

Lea la nota original aquí.