El gigante energético planea recortar casi 10.000 empleos en su mayoría de oficina a medida que la pandemia afecta la demanda

The Wall Street Journal

BP planea recortar casi 10.000 empleos, o 14% de su fuerza laboral, y congelar los aumentos salariales para los gerentes de nivel superior a medida que busca fortalecer sus finanzas, dijo la compañía el lunes.

El anuncio de reducción de empleos se produce cuando el nuevo presidente ejecutivo, Bernard Looney, responde al efecto devastador de la pandemia de coronavirus en la demanda de petróleo, y coincide con sus intentos de remodelar el gigante petrolero británico para un futuro bajo en carbono.

Looney, quien tomó el timón en febrero, había estado elaborando un plan de reorganización aún por revelar que ahora ha sido "acelerado y amplificado" por la necesidad de responder a las condiciones del mercado y reducir los costos, dijo BP.

"Siempre fue parte del plan hacer de BP una empresa más ágil, más rápida y con menos carbono", escribió Looney en un correo electrónico a los empleados. "Entonces la pandemia de covid-19 se apoderó ... El precio del petróleo se ha desplomado muy por debajo del nivel que necesitamos para obtener ganancias. Estamos gastando mucho, mucho más de lo que ganamos, estoy hablando de millones de dólares todos los días ”.

BP, con una fuerza laboral actual de alrededor de 70.000 personas, dijo que las medidas ayudarán a reducir sus costos operativos en US$2.500 millones en 2021, y que probablemente tendrá que ir aún más lejos.

Los recortes introducirán una estructura organizativa más plana, dijo Looney, y vendrán principalmente de roles basados ​​en la oficina. Se espera que la mayoría de los empleados afectados se vayan para fines de 2020.

Se espera que la estructura revisada afecte significativamente a la gerencia de alto nivel. BP dijo que espera que el número de líderes de grupo, los 400 principales roles en la compañía, se reduzca en un tercio.

La petrolera dijo que tiene como objetivo reducir su gasto de capital en 25% para fines de 2020, una reducción de alrededor de US$3.000 millones.

La compañía dijo que reiniciaría los aumentos salariales a partir del 1 de octubre, pero solo para los empleados de nivel medio. El nivel superior y los líderes de grupo no serán elegibles para aumentos salariales hasta el 31 de marzo de 2021, dijo.

La compañía también advirtió que los bonos en efectivo son "muy improbables" este año, ya que el comité de remuneración de la compañía considera los efectos del entorno económico y la situación financiera de la compañía.

Por Adriano Marchese