El Primer ministro británico dijo que estaba en desacuerdo con el fallo de la Corte Suprema de declarar ilegal cierre del Parlamento

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Aunque la mayoría de los medios de comunicación ayer registraron la decisión de la Corte Suprema de Reino Unido de declarar ilegal la suspensión del Parlamento como una “completa derrota” del primer ministro británico Boris Johnson; el premier aseguró que este obstáculo no impedirá que el brexit se ejecute el 31 de octubre.

Johnson, quien recibió la noticia desde Nueva York, donde participaba en una reunión de la Asamblea General de la ONU, aseguró a medios de comunicación, como la BBC, que aunque respetará el fallo y el Parlamento británico retornará a sus labores, está “en profundo desacuerdo” con el veredicto unánime (11 jueces votaron por declarar nulo el cierre de Westminster) de la máxima instancia judicial de ese país.

“La decisión de aconsejar a Su Majestad que prorrogue (suspenda) el Parlamento fue ilegal porque tuvo el efecto de frustrar o impedir la capacidad del Parlamento para llevar a cabo sus funciones constitucionales sin una justificación razonable”, dijo la presidenta de la Corte Suprema, Brenda Hale, según reseña Reuters.

Este dictamen despertó la ira de los partidos de oposición, cuyos representantes pidieron la renuncia inmediata de Johnson por haber engañado a la Reina Isabel II, aunque todo parece indicar que el Primer Ministro no tiene ni la más mínima intención de hacerlo. “Según la ley, el Reino Unido abandona la UE el 31 de octubre, pero lo más emocionante para nosotros ahora es lograr un buen acuerdo y en eso es en lo que estamos trabajando (...) Y para ser sincero, este tipo de cosas en el Parlamento o en los tribunales no lo hacen más fácil”, son parte de las declaraciones de Johnson que reseñó ayer Reuters.

Mientras se espera el inmediato regreso de Johnson a Londres, el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, dijo que desde hoy miércoles se volvería a reunir el Parlamento.

“Eso aumenta la posibilidad de que los miembros del Parlamento vuelvan a Westminster el miércoles, pero lo que suceda a continuación aún es incierto. ¿Renunciará Johnson? ¿Puede el Parlamento obligarlo a solicitar otro retraso a la UE? ¿Habrá elecciones? (...) “Si bien la decisión de la Corte Suprema es histórica y devastadora para Johnson, aún deja a los inversionistas sin absolutamente ninguna noción sobre lo que sucederá a continuación”, explicó el analista y columnista de Bloomberg, Mark Gilbert.