Startup Genome se ha reunido con organizaciones locales para hacer parte de esta red global

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Muchas veces los emprendedores fracasan en desarrollar sus negocios porque no tienen acceso a financiamiento, capacitación o a un mercado idóneo. Ahí radica la importancia de los ecosistemas de emprendimiento: zonas en el mundo que tengan las condiciones necesarias para que los emprendedores se dediquen a trabajar en sus objetivos.

Silicon Valley, Nueva York y Londres son los ecosistemas más desarrollados de una red que incluye a 30 ciudades en todo el mundo. Y ahora, Bogotá y Medellín quieren unirse a ella y por eso se han unido con la entidad Startup Genome.

Dane Stangler, presidente y director de políticas públicas de la organización, señaló que Colombia debe trabajar en fortalecer la experiencia de los emprendedores locales.

¿Cuáles son los principales problemas para los emprendedores en el mundo?

Cada emprendedor es diferente, al igual que cada región, pero hemos encontrado temas comunes alrededor del mundo. En muchos lugares, es difícil recibir financiamiento más allá de un capital temprano que haya provenido del mismo emprendedor, su familia, sus amigos o un banco.

Si vamos más allá de esa etapa temprana de desarrollo del negocio, se necesita un apoyo financiero y muchos lugares todavía tienen una brecha en ese aspecto. Y, en muchos sitios, encontramos que los emprendimientos dicen que el proceso de registrarse y empezar un negocio de cara al gobierno en muy difícil.

¿Qué debe tener un ecosistema de emprendimiento para funcionar correctamente?

El aspecto más importante son los mismos emprendedores: personas que identifican problemas e intentan resolverlos de formas novedosas. Debe existir una conciencia de que ser emprendedor es posible y que es una opción. Esto ayudará a activar más a la gente para que quiera ser emprendedora.

Deben existir formas de ayudar a la gente a probar sus ideas y formas simples de hacer que una empresa funcione. Además, debe haber un aprecio de que la cultura del emprendimiento es legítima.

¿Cómo crear un ecosistema donde los emprendedores se conviertan en inversionistas que apoyen a otros emprendedores?

En los ecosistemas vibrantes de emprendimiento vemos este ciclo o ‘árbol familiar’ que hace que los emprendedores exitosos se conviertan en inversionistas y mentores para la siguiente generación de emprendedores. Deben existir formas para que ellos se conecten, se encuentren en reuniones, eventos de networking, etc. Debe haber pocas barreras para que ellos lo logren, como las leyes sobre impuestos, que pueden ralentizar la reinversión.

¿Startup Genoma tiene planes de llegar a Colombia?

Hemos hablado con organizaciones en Medellín y Bogotá acerca de unirse a la red global de ecosistemas de Startup Genome, pero aún no se han unido como miembros.

¿En qué debe trabajar Colombia para desarrollar un ecosistema de emprendimiento?

Lo primero es reconocer que ya existe una gran actividad de emprendimiento en el país, tanto formal como informal. Por eso, los líderes públicos y privados deben preguntarse: ¿quién los está ayudando? ¿qué obstáculos hay en su camino? ¿qué puede cambiarse? Las organizaciones deben revisar formas para desarrollar experiencia, entre emprendedores e inversionistas y quienes trabajan en startups. Cómo puede esa experiencia incrementarse y sostenerse y reciclarse en el ecosistema.

Startup Genome mide un factor llamado ‘conectividad local’ que captura la densidad de la red en un ecosistema, pero también mide la cultura de cuánto los emprendedores se ayudan entre ellos mismos. Explotar esa conectividad local es un paso muy importante.

*Invitada por la Embajada de EE.UU.