.
ENERGÍA

¿Los recortes del gas por guerra en Ucrania incentivarían el regreso del fracking en Alemania?

viernes, 12 de agosto de 2022

La guerra entre Rusia y Ucrania amenaza el suministro de gas en Europa, cuyo flujo se ha reducido a 20%, tocando el flujo de energía

Mientras en Colombia se discute la posibilidad de prohibir el fracking, en países como Alemania se debate el levantamiento de esta medida debido a la escasez de gas ruso. La discusión política surge en medio de la crisis de suministro de energía que vive Alemania y que ha sido provocada por la guerra entre Rusia y Ucrania, pues temen que Moscú deje de proveerles dicha materia prima. Según Reuters, Alemania depende del gas ruso en 65,2%.

La preocupación se ha incrementado debido a que Rusia exporta 6.600 millones de metros cúbicos de gas al día, lo que representa 43% del gas del mercado mundial, monto del cual 72% se vende a gran parte de Europa. El país ya empezó a disminuir el suministro del servicio en 80% por medio del gasoducto Nord Stream 1 que pasa por debajo del Mar Báltico hasta Alemania.

“La expansión significativa de la producción nacional de gas natural nos hará independientes y restaurará nuestra soberanía energética”, aseguró Michael Kruse, portavoz de política energética del libertario Partido Democrático Libre de Alemania a The Globe and Mail ante la posibilidad de regresar a prácticas extractivistas dejadas en el pasado.

En contraste, en Colombia el nuevo Gobierno radicó un proyecto en el Congreso de la República que prohíbe “la exploración y producción de hidrocarburos provenientes de yacimientos no convencionales del tipo roca generadora (gas y petróleo)” para proteger el medio ambiente. Esta iniciativa busca reducir el impacto ambiental por medio de fuentes de energía renovables. Sin embargo, los expertos sugieren que ante la reducción del suministro de Rusia y la escasez en Europa, la demanda de los hidrocarburos podría aumentar, disparando los precios y beneficiando a los países exportadores de los combustibles.

Por ahora, la creciente tensión de los alemanes obligó al ministro de Energía de ese país, Robert Habeck, a recorrer el mundo buscando nuevas fuentes de energía. Canadá podría ser una opción, pues el canciller Olaf Scholz visitará ese país en los próximos días para reforzar sus lazos y hablar sobre el suministro de gas.

La posibilidad de reanudar el fracking ha dividido a los partidos políticos alemanes. Los liberales y conservadores aseguran que es necesario, ya que si no encuentran otras fuentes de energía habrá escasez en el invierno que se aproxima. Ellos sugieren que se inicie la exploración para ver la viabilidad de la explotación, mientras que partidos de izquierda como los verdes y los gobernantes socialdemócratas se oponen a regresar a esta medida.

“Las empresas de extracción no han considerado la perforación de prueba en campos de gas de esquisto debido a la oposición política existente”, dijo la Asociación Federal Alemana de Gas Natural (Bveg).

LOS CONTRASTES

  • Sergio GuzmánDirector de Colombia Risk Analysis

    “El mal menor sería permitir el fracking por un corto plazo para financiar la transición energética y los programas sociales que el Presidente ha venido prometiendo”.

  • Amylkar AcostaExministro de Minas y Energía

    “Entre los más afectados por los cortes está Alemania, obligándole a retroceder su transición energética y volviendo a encender las centrales térmicas a carbón”.

Además, Alemania cuenta con amplias reservas de este material, las cuales no están en desarrollo debido a los temores de que se presenten terremotos y contaminación al explotar la tierra con fines como el de hallar dicho insumo.

Pero este no es el único país que está contemplando el regreso de esta práctica, pues la escasez de energía se ha extendido en todo el continente. En Reino Unido y Países Bajos también se debate sobre el levantamiento de la prohibición de esta opción, y en países como España se han elaborado planes de ahorro energético debido a que se prevén apagones de luz y cortes inmediatos con la llegada de la época más fría.

El gobierno de Alemania ha pedido a los ciudadanos, municipios y consumidores industriales que ahorren energía, mientras que Berlín ha rechazado la iluminación nocturna de la residencia del presidente, el Palacio Bellevue y el edificio del Reichstag, la sede del parlamento del país.

Los funcionarios están discutiendo si oscurecen los mercados navideños en invierno y deciden cómo mantener abiertos y cálidos los edificios públicos como las bibliotecas. El Senado quiere reducir al menos 10% de su consumo, pero decidió no poner limitaciones a los letreros de neón en el espacio público.

Argelia y EE.UU. se han convertido en los principales exportadores

En los últimos años, el suministro de Rusia hacia países como España se ha reducido, país que además cortó 8,9% de las importaciones de este material, según cifras de la Corporación De Reservas Estratégicas De Productos Petrolíferos (Cores). En caso de que Rusia continúe reduciendo el tránsito de este hidrocarburo, expertos pronostican una subida de precios ante la escasez y la demanda. De hecho, la Unión Europea está estudiando nuevas alternativas para abastecerse los próximos meses; sin embargo, prevén apagones de luz y cortes de gas en el próximo invierno ante la limitada posibilidad de consumir energía.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Bolsas 23/09/2022 Acciones estadounidenses caen cerca de 2% y se acercan a mínimos de tres meses

A medida que el sentimiento de aversión al riesgo se afianzó, los bonos del Tesoro revirtieron una caída de los bonos sobre 3,8%

Rusia 24/09/2022 Sergei Lavrov acusa a Washington de "jugar con fuego" en torno a situación de Taiwán

Las tensiones entre Washington y Pekín en torno a Taiwán se han disparado tras la visita en agosto de Nancy Pelosi al país asiático

Japón 22/09/2022 Histórica intervención de Japón no logra alterar las fuerzas que están minando el yen

La caída de casi 20% del yen frente al dólar estadounidense este año se debe a su política de mantener bajas las tasas de interés

MÁS GLOBOECONOMÍA