Con esta decisión, Argentina no participará en las conversaciones en curso o a futuro en las que avance el bloque de países latinos

El Observador - Montevideo

La cancillería de Paraguay informó que el gobierno argentino, en un hecho sin precedentes diplomáticos, decidió dejar de participar en las negociaciones de los acuerdos comerciales que lleva adelante el bloque Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela), así como de otros que puedan surgir a futuro.

Tras esta medida, Argentina no participará en las tratativas en curso o a futuro en las que avance el bloque, aunque se excluyó en forma expresa el acuerdo de la Unión Europea-Mercosur y con la Asociación Europea de Libre Comercio (Efta).

En febrero de este año, el bloque bajo la presidencia pro témpore de Paraguay realizó una nueva ronda de negociaciones con Corea del Sur, después de su lanzamiento en mayo de 2018. El gobierno argentino había manifestado reparos en los avances de ese acuerdo.

En la publicación se agregó que el anuncio fue hecho por parte de la delegación argentina, en la reunión de coordinadores nacionales del Mercosur, que tuvo lugar este viernes.

“La República Argentina informó que adoptó esta determinación en atención a prioridades de su política económica interna, agravada por la pandemia del covid-19, e indicó que no será obstáculo para que los demás estados partes prosigan con los diversos procesos negociadores”, dice el comunicado.

Esta decisión tomada por el gobierno argentino no tiene precedentes y visibiliza las diferencias en la postura Argentina sobre los acuerdos de libre comercio que quieren llevar adelante Brasil, Paraguay y Uruguay.

La posición de la mayoría de los socios del Mercosur es impulsar acuerdos de libre comercio con países que producen bienes y servicios que compiten con la industria nacional argentina, como Líbano, India, Canadá y la propia Corea del Sur.

Según informó el portal de noticias Infobae, una vez terminada la videoconferencia entre los delegados representantes de cada país, el canciller argentino, Felipe Solá, se comunicó con el presidente Alberto Fernández, quién tomó la decisión.

Según consignó ese medio, un documento elaborado por la diplomacia argentina expresó: "En su política interna la Argentina se previene de los efectos de la pandemia mientras protege las empresas, el empleo y la situación de las familias más humildes. Lo hace a diferencia de las posiciones de algunos socios, que plantean una aceleración de las tratativas hacia acuerdos de libre comercio con Corea del Sur, Singapur, Líbano, Canadá y la India, entre otros".

“En este escenario el gobierno argentino seguirá acompañando la marcha de los acuerdos del Mercosur con la Unión Europea y la Efta, sin entrar en debates por ahora estériles”, indicó el documento.

Por su parte, como respuesta, Paraguay emitió un comunicado en el que se anunció la evaluación junto a los demás estados pertenecientes al Mercosur de posibles medidas jurídicas contra Argentina.