En la región creció 2,7% entre 2000-2009, pero bajó a 2,3% entre 2010-2019 y la proyección cae a 1,8% para 2020-2029

Daniel Rojas Castañeda - drojas@larepublica.com.co

La agencia calificadora Fitch publicó el informe “Latin America Macroeconomic Quarterly Update”, en el que la gran conclusión es que, por efectos de la pandemia, las grandes economías de América Latina tendrán una década perdida en su crecimiento.

A esta tesis llegan al comparar la variación del PIB de América Latina en tres décadas puntuales: la región creció 2,7% entre 2000-2009, pero bajó a 2,3% entre 2010-2019 y la proyección cae a 1,8% para 2020-2029.

Las razones que explican esta proyección poco optimista son varias. La primera que Fitch destaca en su informe es porque “se espera que las tasas de crecimiento global disminuyan a medida que la pandemia conduce a mayores cargas de deuda, esfuerzos de desglobalización y tensiones comerciales que minará la viabilidad de América Latina de modelos de crecimiento orientados a la exportación”.

La agencia también indicó que a la región le afectará la necesidad y el trabajo que hará China para equilibrar su economía.

Y agregó un tercer factor: “los sectores primarios que han atraído capital en la región enfrentan una perspectiva más débil, mientras la capacidad de los gobiernos para impulsar nuevas inversiones estará limitada por el aumento de la carga de la deuda”.

Otro de los datos que arroja el informe y refuerza la tesis de Fitch es que el PIB per cápita en dólares en los principales mercados de la región (excluyendo valores atípicos de Perú y Venezuela) será 25% menor que su anterior pico. Y destacó que el PIB de América Latina en junio ya estaría por debajo de 5%.

Para ver las cifras de covid-19 en la región haga clic aquí.

A modo general, la agencia pronosticó que la economía global caerá en recesión, pues la producción se contraerá 3,6%. Lo mismo sucederá con los mercados emergentes, que se prevé caerán 1,5% debido a los cierres, lo que resultará en una disminución tanto en la inversión, como en el consumo y el comercio.

LOS CONTRASTES

  • Julián Arévalo Decano de economía de la Universidad Externado de Colombia

    “La afectación al empleo ha sido muy negativa y en esa medida también preocupa el impacto sobre la demanda agregada y la actividad económica general”.

Sobre Colombia, lo que se reveló es que el covid-19 socavará la actividad económica y el consumo. La contracción del PIB será de -4,5% en el año, en comparación con el crecimiento de 3,3% en 2019.

Si bien el estímulo fiscal y monetario ayudarán al país para contener las presiones negativas del déficit fiscal, eso también generará que se presente una mayor deuda estatal.

“Las medidas que se requieren tendrán una presión fiscal sobre el país por lo cual ya se habla de una reforma tributaria que permita generar los recursos que cubran los gastos tan necesarios en este momento”, aseguró Julián Arévalo, decano de Economía, Universidad Externado.