El sorpresivo desplome de los precios del petróleo se sumó a las preocupaciones sobre una recesión debido al brote del coronavirus

Reuters

Las acciones europeas vivieron un breve repunte el martes pero cerraron con pérdidas, debido a que no se avista un pronto fin al brote del coronavirus, mientras que un alza en las infecciones en el bloque inquietó a inversores que aún están golpeados por el desplome de los precios del petróleo.

* El índice paneuropeo STOXX 600 cayó un 1,1%, adentrándose aún más en territorio bajista después de que el lunes registró su peor día desde la crisis financiera de 2008.

* El sorpresivo desplome de los precios del petróleo se sumó a las preocupaciones sobre una recesión debido al brote y llevó a las acciones del sector de gas y petróleo a anotar su mayor caída en la historia el lunes.

* Italia, ahora bajo cuarentena, Reino Unido y Alemania reportaron aumentos en los casos de infección y las potenciales disrupciones causadas por el virus hicieron que los inversores tuvieran pocos deseos de mantener activos de riesgo.

* "Los operadores están un poco nerviosos, la única noticia positiva que hemos recibido probablemente son los recortes de tasas o rebajas de impuestos. Necesitamos noticias en términos del control real del virus, que parece que no tenemos en este momento", dijo Michael Baker, analista de ETX Capital en Londres.

* Las acciones italianas borraron sus ganancias iniciales y cerraron en un mínimo de más de tres años. El gobierno busca aprobar medidas por unos 10.000 millones de euros (11.350 millones de dólares) para contrarrestar el impacto del virus.

* La bolsa alemana cedió más de un 1%, debido a que los casos de coronavirus en la mayor economía de Europa superaron los 1.100. Un economista de Deutsche Bank espera que la economía del país se contraiga en 2020 debido al impacto del virus.

* Las acciones del banco alemán Commerzbank subieron un 3% después de que dijo que aún no ha visto impactos derivados del brote en sus negocios.

* Los papeles del operador italiano de autopistas Atlantia cerraron en un mínimo de más de seis años en medio de las preocupaciones sobre una fuerte caída del tráfico debido al brote.