Los títulos se han desplomado 52% este año, alcanzando el nivel más bajo desde 1995. En Londres, la acción bajó 6,2% este lunes

Bloomberg

Hsbc Holdings Plc cayó por debajo del mínimo de la crisis financiera, establecido hace más de una década, a medida que aumentan las presiones en varios frentes, incluida una amenaza potencial para sus planes de expansión en China y un mayor escrutinio de los controles de lavado de dinero.

Las acciones de Hong Kong del banco con sede en Londres cayeron el lunes por debajo de su mínimo de cierre de marzo de 2009, cerrando a 29,30 dólares de Hong Kong. Se han desplomado 52% este año, alcanzando el nivel más bajo desde 1995. En Londres, Hsbc cayó 6.2% a las 11:02 am hora local, en comparación con la caída del 3% en el índice de referencia FTSE 100.

El banco más grande de Europa es un posible candidato para la "lista de entidades poco confiables" de China que tiene como objetivo castigar a empresas, organizaciones o individuos que dañan la seguridad nacional, informó el sábado el periódico Global Times del Partido Comunista . Un día después, Hsbc se encontraba entre los bancos globales nombrados en un informe del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación sobre prestamistas que “siguieron beneficiándose de jugadores poderosos y peligrosos” en las últimas dos décadas incluso después de que Estados Unidos impusiera sanciones a las instituciones.

"Si la empresa figura en la lista de China como una empresa poco fiable, lo que parece seguro dado que es un artículo del Global Times, el banco enfrentará muchas dificultades para hacer negocios en China", dijo Banny Lam, jefe de investigación de CEB International Investment Corp. "Pueden tener problemas para expandir el negocio continental, después de invertir tanto allí durante los últimos años".

El banco ha irritado a China por su participación en la investigación estadounidense de Huawei Technologies Co. Las sanciones incluyen restricciones al comercio, inversiones y visas a empresas, países, grupos o personas que aparecen en la lista.

Más de 2.100 “informes de actividades sospechosas” obtenidos por el ICIJ identificaron alrededor de $2 billones en transacciones entre 1999 y 2017 señaladas por docenas de oficiales de cumplimiento interno de instituciones financieras como posible lavado de dinero u otra actividad criminal.

Hsbc se negó a comentar sobre el artículo de Global Times. En un comunicado el lunes en respuesta al informe de ICIJ, dijo que “a partir de 2012, Hsbc se embarcó en un viaje de varios años para revisar su capacidad de combatir los delitos financieros en más de 60 jurisdicciones. Hsbc es una institución mucho más segura de lo que era en 2012. "

Standard Chartered Plc, que también se mencionó en el informe ICIJ, disminuyó 6,2% en Hong Kong y 5,7% en Londres. "Nos tomamos nuestra responsabilidad de luchar contra los delitos financieros muy en serio y hemos invertido sustancialmente en nuestros programas de cumplimiento", dijo el banco el lunes en un comunicado.

Hsbc ahora corre el riesgo de verse atrapado en una agitación cada vez más profunda después de un remolino de problemas durante el año pasado en medio de disturbios políticos y una recesión económica en su mercado más grande, Hong Kong. También enfrenta dificultades para navegar por las bajas tasas de interés y el aumento de las pérdidas crediticias provocadas por la pandemia mundial.

El director ejecutivo de Hsbc, Noel Quinn, quien asumió como director permanente del banco en marzo, emitió el mes pasado una severa advertencia sobre los tiempos difíciles que se avecinan mientras informaba que las ganancias del primer semestre se redujeron a la mitad y pronosticaba que las pérdidas crediticias podrían aumentar a US$ 13.000 millones este año. Quinn dijo que el banco intentaría acelerar una reorganización de sus operaciones globales, acelerando un giro adicional hacia Asia a medida que sus operaciones europeas pierden dinero.

En su lucha por impulsar los rendimientos, el prestamista ha sido objeto de críticas tanto en Occidente como en China mientras intenta superar la tensión política. Hsbc fue criticado en EE.UU. y el Reino Unido por su apoyo a la nueva legislación de seguridad de China en Hong Kong.

Un aumento en los ingresos de su negocio de mercados no ha podido compensar las deficiencias más amplias, a diferencia de algunos competidores europeos y de Wall Street. Las acciones de Hsbc han caído más abruptamente que la mayoría de los grandes rivales este año, con Citigroup Inc. y JPMorgan Chase & Co. registrando caídas del 44% y 29%, respectivamente.

Para empeorar las cosas, Hsbc provocó la ira en Hong Kong a principios de este año, alienando a algunos de sus inversores más leales, después de eliminar su dividendo en respuesta a la pandemia. El banco tiene el peor desempeño en el índice de referencia Hang Seng en lo que va de año.