lunes, 4 de febrero de 2013
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Las acciones de BlackBerry subieron más del 12% el lunes luego de que Bernstein Research mejoró su recomendación sobre el papel a "superior al promedio del mercado", tras el lanzamiento la semana pasada de la nueva línea de teléfonos inteligentes BlackBerry 10.

La correduría, que no había puesto esta nota a la acción en más de tres años, también elevó su precio objetivo de las acciones de US$12 a 22 al sostener que tiene más confianza en el éxito de los teléfonos inteligentes que operan con el nuevo sistema operativo BlackBerry 10.
 
Las acciones de BlackBerry , que está en proceso de cambiar su nombre corporativo abandonando el antiguo Research In Motion, subieron temprano más de un 12% y se negociaban a US$14.66 en el índice Nasdaq.
 
En la bolsa de Toronto las acciones de BlackBerry subían un 9.1%, a US$14.21 canadienses a las 1530 GMT.
 
La acción comenzó a cotizar bajo el símbolo "BBRY" el lunes en el índice Nasdaq y bajo el signo "BB" en la Bolsa de Toronto. El papel solía cotizar como "RIMM" en el Nasdaq y como "RIM" en la Bolsa de Toronto.
 
"Mejoramos (la recomendación sobre el desempeño) de BlackBerry a 'superior al promedio del mercado' porque creemos que el BlackBerry 10 se dirige a un fuerte lanzamiento", dijo Pierre Ferragu, analista de Bernstein en una nota a clientes.
 
"Incluso si las perspectivas a largo plazo para la plataforma son muy inciertas, creemos que todo está en marcha para que el BlackBerry 10 disfrute de un gran debut", agregó.
 
BlackBerry, que llegó a ser pionero en la industria de "smartphones", ha cedido participación de mercado en los últimos años en favor del iPhone de Apple, la línea Galaxy de Samsung, y una serie de dispositivos que operan con el sistema operativo Android de Google Inc.
 
En un intento por recuperar participación de mercado y volver a generar utilidades, BlackBerry presentó con bombos y platillos su nueva línea de teléfonos inteligentes el miércoles.
 
No obstante, sus acciones cayeron más del 10% tras el lanzamiento por la decepción de inversores porque los nuevos teléfonos sólo saldrán a la venta a mediados de marzo en el crucial mercado estadounidense.