Colfondos tiene previsto que para el cierre del año mantendrá a sus cerca de tres millones de afiliados en medio de la coyuntura

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Luego de tres años de liderar Colfondos, Alain Foucrier dejó su cargo como presidente ayer, por lo que LR habló con él sobre las metas que cumplió la compañía durante su gestión, su visión sobre el sistema pensional colombiano y lo que debería tener la reforma.

¿Se podría presentar otro choque en el ahorro pensional?
Hay mucha incertidumbre todavía con respecto al impacto del covid, no solo desde el punto de vista médico, sino desde el punto de vista económico. Las inversiones han estado relativamente protegidas por la intervención de los bancos centrales y por las ayudas gubernamentales para las personas y las empresas.

Ya aprendimos que las cuarentenas estrictas quiebran las empresas y dejan desempleo. En mi opinión, creo que no quedaría mucho margen de maniobra si fuese necesario afrontar una nueva ola de confinamientos a nivel mundial. Ante ese escenario, podría presentarse un impacto en el ahorro pensional.

¿Ya se recuperaron de las caídas de principio de año?
Ya se recuperaron integralmente las pérdidas de marzo. Es una excelente noticia para todos los que ahorran para su pensión.

¿Cuál ha sido el impacto del desempleo en el sistema?
Ha sido un impacto moderado, pues la mayor parte del desempleo corresponde a personas que trabajaban en la informalidad, con lo cual no estaban cotizando a la seguridad social. Sin embargo, la industria si ha evidenciado una caída leve de los cotizantes a pensiones y creo que no va a ser fácil recuperarlos, pues la creación del empleo formal ha reaccionado muy lentamente.

¿Cuáles son los retos que tiene el sistema pensional?
Primero es que el sistema actual no es eficiente, pues son pocas las personas que logran ahorrar lo suficiente para pensionarse y eso es un tema difícil de solucionar, pues requiere que se revise drásticamente la informalidad. En un país como Colombia, es una dificultad a trabajar fuertemente.

Por otro lado, es un sistema inequitativo, ya que usamos recursos valiosos de los colombianos para pagar pensiones muy altas a las personas más ricas. Es urgente acabar con las pensiones altas del sistema público o al menos gravar las pensiones de las personas que se van a Colpensiones para aprovechar estos subsidios millonarios.

LOS CONTRASTES

  • Iván JaramilloInvestigador del Observatorio Laboral de la U. del Rosario

    “La reforma pensional debe enfocarse en tres aspectos. Uno es la remodelación del sistema paralelo (de competencia) entre regímenes público y privado”.

Finalmente, hay un problema derivado de la inexistencia de rentas vitalicias en Colombia. Creo que el Gobierno va a tener que vender rentas vitalicias a través de sus compañías aseguradoras públicas, para evitar que la extra-longevidad haga estragos.

¿Qué debería tener una nueva reforma pensional?
Debería acabar con el sistema de reparto que solo beneficia a los ricos. Luego, es necesario usar esos recursos que se liberan para financiar pensiones para la población más vulnerable a través de pensiones Beps y aumentar la cobertura y el monto de los subsidios de Colombia Mayor.

¿Cómo cerrará Colfondos?
Colfondos cierra con un muy buen año, pues mantiene cerca de tres millones de clientes y cuenta con más de 22.000 pensionados. Mantenemos el liderazgo en rentabilidad en los tres productos y fuimos el fondo que más creció en el mercado de pensiones voluntarias.

¿Cómo les ha ido con la AFP Hábitat?
Habitat conoce muy bien este negocio y tiene clara la estrategia que quiere implementar para competir en el mercado colombiano. En estos primeros meses, la prioridad ha sido operar de manera autónoma, pues muchas actividades dependían de Scotiabank. En paralelo se realizaron proyectos de transformación tecnológica y operativa, que dejan a Colfondos lista para crecer de manera rentable y sostenible en los años que vienen.

¿Qué opina del proyecto de permitir sacar el ahorro pensional, ya que en Chile se permitió?
No es una de las mejores iniciativas de los sectores populistas de la región. Es "ayudarle" a la gente diciéndole que se gaste sus pocos ahorros. Además, la experiencia de Chile y Perú muestra que la gente se gasta este dinero en bienes de consumo, como electrodomésticos, sin darse cuenta que sacrifica los recursos que tiene para una vejez digna. En resumen, es abrir las puertas para que los ciudadanos hagan un suicidio financiero."

¿Cuáles metas ha alcanzado Colfondos durante su gestión?
Fueron más de 10 años, durante los cuales tuve la oportunidad de liderar prácticamente todas las áreas de la empresa y luego asumir el rol de Presidente durante los últimos 3 años. Dejo una empresa que opera hoy de una manera mucho más eficiente, que se ha concentrado en los mercados en los que quiere y sabe competir y con más de 1100 colaboradores motivados y empoderados para ganar.

El año pasado cerramos con la utilidad neta más alta de la historia de Colfondos y hemos logrado prácticamente duplicar la participación de mercado en el negocio de pensiones voluntarias. Somos líderes en rentabilidad en la industria y nuestros clientes lo saben y son fieles a Colfondos.

Finalmente, mi último compromiso era vender la empresa en estas condiciones a unos accionistas estratégicos que tomen control del negocio. Habiendo cumplido con esto, para mí llega la hora de retirarme y asumir nuevos retos.

¿A qué se dedicará ahora?
Por ahora, me voy a dedicar a descansar el fin de año, en compañía de mi familia. Después de casi 20 años sin parar, tengo mucha ilusión por tomar un tiempo de tranquilidad. Ya en 2021 estaré listo para nuevos y mayores retos.