Las declaraciones contradictorias sobre el acuerdo comercial también hicieron que la moneda cerrara en $3.409,95

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

En las últimas semanas, en Ecuador, Chile y Bolivia los ciudadanos han realizado protestas en contra de sus gobiernos, principalmente por descontentos con las políticas sociales y económicas, y así han generado manifestaciones que poco a poco han ido minando la confianza inversionista.

Tras la renuncia de Evo Morales, quien este fin de semana salió de la presidencia de Bolivia tras cerca de 14 años en el poder por presiones de la oposición y las Fuerzas Armadas, la crisis política se ha acrecentado en la región, lo que causó que en la jornada del martes la mayoría de las monedas latinoamericanas como la colombiana, que perdió $43, se debilitara frente al dólar.

Daniel Felipe Lombana, analista de estudios económicos de Acción Fiduciaria, explicó que la incertidumbre política que ha desencadenado este malestar social ha aumentado el riesgo, alejando a los inversionistas de los mercados emergentes, pues temen que se presenten crisis institucionales e, incluso, que se desarrolle una ‘primavera latinoamericana’, en alusión a la Primavera Árabe, que ocurrió entre 2010 y 2013, y en la que manifestantes de varios países árabes tumbaron a sus líderes.

“Este martes lo que vimos fue un sistema de contagio a nivel regional dado los brotes de protesta política en Latinoamérica, lo que ha aumenta la volatilidad”, dijo.

Con esta interpretación estuvo de acuerdo, Alfonso Esparza, analista senior de mercados de Oanda, quien dijo que los inversionistas internacionales siguen teniendo dudas respecto a América Latina y la renuncia de Morales no hace más que aumentar los cuestionamientos sobre la estabilidad política de la región.

LOS CONTRASTES

  • Daniel Felipe LombanaAnalista de estudios económicos de Acción Fiduciaria

    “La baja popularidad de Duque y los pocos proyectos que le han aprobado en el Congreso, le deja un sinsabor a los inversionistas, pues les genera dudas”.

  • Alfonso Esparza Analista senior de mercados de Oanda

    “La Casa Blanca no define una posición, pero en general, el mercado sigue apostando por un acuerdo comercial más detallado entre las dos potencias este año”.

Si bien en Colombia no se han presentado protestas, sí se ha hecho un llamado a un paro el próximo 21 de noviembre que ha llevado a que el dólar sea apetecido por encima del peso local, pues este tipo de acciones sociales también generan incertidumbre y riesgo.

De hecho, ayer la moneda local perdió $43,13 frente a la divisa estadounidense. La tasa de cambio se cotizó en promedio a $3.384,14, mientras que la Tasa Representativa del Mercado (TRM) era de $3.341,01. En la jornada, el dólar superó los $3.400, pues el precio de cierre fue de $3.409,95 y el máximo tocado en la jornada fue $3.411.

“Esperamos que nuevamente estemos por encima de $3.400 para esta semana, mientras los mercados se normalizan. Renta fija seguramente se verá afectada al alza y los agentes off shore buscarán compras desesperadas en estos días”, opinó José Luis Hernández, trader de Corficolombiana.

Si el precio promedio al que se cotizó el dólar el martes se compara con los de compra y venta de las casas de cambio, este se ubica $179 y $116 por encima, respectivamente.

Pero no solo la región presiona al mercado, pues otra de las variables que ha devaluado al peso local frente al dólar es la falta de definición del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, pues no se ha determinado cuándo se firmará la primera fase, ni si se eliminarán los aranceles que se habían impuesto entre ambos países.

“La guerra comercial entre Estados Unidos y China sigue siendo un factor determinante en el mercado. El aumento en el apetito de riesgo que impuso al peso colombiano en días pasados empieza a desvanecerse con las declaraciones contradictorias de Pekín y Washington”, dijo Esparza.

Dólar toca máximo histórico en Chile
La incertidumbre política en Chile llevó a que el dólar en ese país llegara a su precio más alto en toda la historia, pues se cotizó en 783,82 pesos chilenos. Además, rompió la barrera de los 800 pesos chilenos y el precio máximo del martes fue 800,8 pesos chilenos. Desde el 18 de octubre, fecha en las que iniciaron las protestas en el país austral, la moneda chilena se ha depreciado 90 pesos frente al dólar. “Dejando por fuera el peso argentino, el chileno es la moneda más castigada, sigue liderando las caídas en mercados de divisas”, señaló Hernández.