El Banco Central de Estados Unidos recortó en 0,5 puntos las tasas de interés para enfrentar los efectos globales del Covid-19

Juan Sebastian Amaya

La jornada inició con un precio de apertura por dólar de $3.474 y terminó en una negociación promedio de $3.455,47, con una reducción de $56,7 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM), que para hoy estará en en $3.512,17.

La moneda alcanza un precio mínimo de $3.415 y uno máximo de $3.489. Hasta el momento se han negociado US$1.552 millones a través de 2.610 transacciones.

La reducción en la divisa se aceleró después de que la Reserva Federal, en Estados Unidos redujo en medio punto las tas de interés, índice primario que quedó en un rango de entre 1% y 1,25%, frente al actual 1,5%-1,75%.

Edward Moya, analista de mercadosa de Oanda, explicó que, una vez se dio la apertura de los mercados, los inversionistas siguen con la expectativa de que los demás bancos centrales de las potencias mundiales puedan brindar una respuesta de política global para contener el impacto económico del virus, a través de una reducción en sus tasas de interés.

“Esta será otra semana salvaje para los mercados financieros, pero está creciendo el optimismo de que la intervención del Banco Central apuntalará activos riesgosos y que los científicos y las compañías farmacéuticas se están acercando al desarrollo de tratamientos de prueba y vacunas”, mencionó.

El petróleo continuaba con sus ganancias. Sobre las 7:03 de la mañana, la cotización del barril Brent subía 2,27% y llegaba a US$53,07, mientras que el WTI aumentaba 2,80% para ubicarse en US$48,06.

Los precios reaccionaban a los anuncios que hacen prever una respuesta de parte de los bancos centrales de darle estímulos monetarios a la economía, la misma semana en la que se espera la reunión de la Opep.

“Es complicado describir este mes como cualquier otra cosa que no sea una montaña rusa", dijo a Reuters Christopher Louney, estratega de materias primas de RBC. "De todas formas, un ciclo modesto de alzas y los problemas actuales de demanda no lucen especialmente prometedores para el sector por el momento", agregó.

Las cotizaciones han rebotado desde ayer, luego de registrar una caída de 20% respecto a los precios de enero, a medida que fueron creciendo los temores del impacto del coronavirus en la demanda de petróleo.

Según Reuters, la Opep evalúa aplacar un recorte más profundo de producción, de hasta 1 millón de barriles por día (bpd). La propuesta adicional llamaba a una reducción extra de 600.000 bpd.

La Opep ya acordó disminuir el bombeo en 1,7 millones de bpd, en un compromiso que se finaliza este mes.

El mismo optimismo lo vivían las bolsas. Tanto los futuros de Estados Unidos como las acciones en Europa mostraban ganancias. Por ejemplo, el índice Stoxx 600 subió más de 3%.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, aseguró que se tomarán todas las medidas necesarias para ayudar a la economía.

"Los mercados tendrán que decidir si la promesa de una acción concertada y posiblemente coordinada de las autoridades fiscales y monetarias será suficiente", dijo a Bloomberg James Athey, gerente senior de inversiones de Aberdeen Standard Investments. "Para la mayoría de las conmociones, probablemente diría que sí, pero la escala, la magnitud y la naturaleza que aún no se conoce hacen que sea una pregunta abierta", agregó.