El 5 y 6 de marzo se discutirá en Viena sobre los recortes más drásticos del crudo

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

Los precios del petróleo a nivel global siguen a la baja y completaron seis días consecutivos en pérdidas, alcanzando el nivel más bajo desde enero de 2019, con una cotización de US$45 para el barril WTI y de US$50,5 en el Brent, según el cierre de ayer a las 4:00 p.m.

El aumento de casos del virus Covid-19 fuera de China aumento el miedo a una pandemia que podría desacelerar la economía mundial y reducir la demanda por crudo, que ya se evidencia en el mercado global.

El analista de mercados de Oanda, Edward Moya, aseguró que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) se equivocó con su evaluación optimista del impacto de la enfermedad y “está pagando caro por esto”.

Ya que gran parte del mundo esperaba que este virus afectara principalmente a China, pero la propagación mundial tendrá afectaciones en los viajes y el comercio mundial.

También advirtió que para la próxima semana, la Opep “tendrá que ofrecer un recorte de producción más profundo ya que los precios del petróleo siguen en caída libre. Sin embargo, el respaldo que estas medidas le proporcionarán a los precios del crudo probablemente será limitado, ya que el comercio de petróleo sigue centrado en la propagación mundial del virus”.

Según un sondeo de Reuters realizado a 42 economistas y analistas muestra que el crudo Brent promediará US$60,63 el barril en 2020, una baja de 5% respecto a la proyección del mes anterior de US$63,48 por barril.

Además se evidenció que el barril ha perdido casi 30% desde máximos de enero y el crudo WTI se sitúa bajo US$50, después de que el virus afectó la demanda en China, el mayor importador mundial de petróleo, y de que reavivaran las preocupaciones sobre el exceso global de suministros.

“En el primer trimestre, esperamos que las interrupciones en la actividad económica causadas por el brote pesen duramente la demanda del crudo y los precios”, dijo Caroline Bain, analista de Capital Economics.

Se espera que la Opep y sus aliados liderados por Rusia anuncien recortes más drásticos de la producción, de hasta 1 millón de barriles por día, durante una reunión en Viena el 5 y 6 de marzo.

Aún así, los expertos coinciden que estas medidas harán poco por suavizar los efectos del virus en el panorama para la demanda y los precios.

Se estima que la demanda mundial de petróleo crecerá entre 700.000 y 1,1 millones de barriles por día este año, cifras menores a las proyecciones.