El CEO del Grupo Aval, Luis Carlos Sarmiento G., aseguró que dará alivios a sus clientes mientras mejora la situación por el Covid-19

Juan Sebastian Amaya

En entrevista con La FM, el presidente y CEO del Grupo Aval (que integra al Banco de Bogotá, AV Villas, Banco de Occidente y Banco Popular), Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, aseguró que las compañías aliviarán sus tarifas y congelarán créditos para personas independientes, PYme y otras empresas debido a la emergencia económica causada por el Covid-19.

En principio, el ejecutivo explicó que los créditos para emprendedores y pequeños negocios serán congelados mientras la situación mejora.

"Es dar un alivio a la gente que se está viendo afectada por el virus, específicamente el independiente relacionado con los negocios y actividades que se han visto paradas, y a las empresas, estamos diciendo que no se preocupen en los próximos meses por pagar el capital de los créditos que deben porque vamos a dejar de cobrar eso y más bien al final del crédito, sean tres, cinco o los años que sea, vamos a adicionar unos meses para compensar el capital que dejan de pagar en este momento", dijo.

En cuanto a personas naturales, Sarmiento Gutiérrez explicó que congelará las tarifas para transferencias interbancarias y otras transacciones comunes, así como habrá reducción de intereses a 0,95% en compras con tarjetas de crédito para alimentos, víveres, medicamentos y atención en salud.

"No se preocupen por las comisiones que están pagando por transferencias o por llamadas a un call center porque no las vamos a cobrar. Hablamos de extender los plazos de cualquier saldo que la gente tiene en tarjetas de crédito por cuatro años para mayores facilidades y bajar un poco la presión al ciudadano", mencionó.

"Estamos aprovechando en recibir esas buenas condiciones para pasárselas a nuestros clientes. En donde la gente va a ir a hacer consumo con sus tarjetas de crédito, que es claro que son los supermercados, droguerías, farmacias, clínicas y hospitales, y vamos a tomar esos cargos especifico y bajamos la tasa a 0,95%", agregó.

Para los pensionados, el CEO añadió que habrá atención especial y la creación de una cuenta de ahorros gratuita para que retiren en cajeros automáticos o corresponsales bancarios.

"Nadie quiere verlos haciendo filas en los bancos, abriremos automáticamente cuentas de ahorro exentas de comisiones para que no tengan que hacer nada y les depositaremos para que lo puedan retirar en los cerca de 4.000 cajeros o 15.000 corresponsales bancarios para que no tengan que hacer filas".

El presidente del Grupo Aval puntualizó que a las personas que pierdan su empleo no se les modificará la estipulación de sus cuentas de nómina por seis meses. "A quienes resulten desempleados, sus cuentas de nómina seguirán igual y en ese sentido continuarán con los mismo beneficios y exenciones que tienen".

Aunque dice que es difícil que el Banco de la República reduzca sus tasas de interés, advirtió que, si eso llega a ocurrir, la banca privada deberá trasmitir inmediatamente esa reducción a sus clientes.

"No veo clara la bajada de tasas por el Banco de la República, pero si se puede les corresponderá a los bancos cobrar menos a sus clientes".

Finalmente, advirtió que eliminar impuestos, como el 4 x 1.000, no será posible porque esos recursos son destinados a programas sociales del Gobierno.

"El 4 x 1.000 no es para los bancos, la única característica es que los bancos lo recaudan y también lo pagan. El impuesto se volvió un componente importante de los ingresos del país y el Gobierno lo utiliza en programas".