.
FINANZAS ¿Niif?, ¿eso para qué me sirve?
martes, 28 de abril de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Jean Paul Ospina

Les contesté a los asistentes que esa pregunta tenía dos respuestas. Una de ellas, es muy frecuente en los consultores y los libros. En esa presentan a las Niif como una necesidad de la empresa colombiana para ingresar a los mercados internacionales, atraer inversionistas extranjeros, beneficiarse de los Tratados de Libre Comercio, y por último, poder recibir créditos de bancos en el ámbito mundial.

Pero la realidad de las empresas medianas y pequeñas, también llamadas o conocidas como las pyme, es que muy pocas se interesan en los mercados internaciones, los inversionistas extranjeros o los TLC.

Por eso la segunda respuesta es más satisfactoria; y es la siguiente: las Niif sirven para conocer la situación financiera de la compañía, el rendimiento y el flujo de efectivo de la empresa. 

Niif, son las siglas de Norma Internacional de Información Financiera. Sí, de información financiera y no contable. En finanzas lo más valioso es evaluar la capacidad de un recurso para generar flujos de efectivo a la empresa.

A esta altura de la conferencia la pregunta ya había cambiado: “¿situación financiera?, ¿eso para que me sirve?”

La situación financiera permite a los empresarios contar con información de cuáles recursos tienen capacidad de generar efectivo (llamados activos) y qué obligaciones harán necesario gastar ese efectivo (pasivos). Así que los activos dejan de ser las propiedades de la empresa y se convierten en los recursos que sí son capaces de cancelar un pasivo.

Mire el balance final a diciembre de su empresa. Observe el valor total de sus activos contabilizados. ¿Está seguro que la empresa puede generar ese valor en efectivo en el futuro? Piénselo bien. Existen varios activos contabilizados que no sirven para pagar pasivos. Por ejemplo, las cajas menores, los préstamos a socios, los anticipos a contratistas, los gastos diferidos, entre otros.

Entonces para Niif, algunos recursos no pueden ser reconocidos como activos y la situación financiera cambia.

Una forma fácil de medir la situación financiera de su empresa es tomar el total de los activos corrientes y restar el total de los pasivos corrientes. 

Cuando la diferencia es positiva, significa que ésta es favorable, pues se tienen recursos para el pago de las obligaciones. En cambio si las cifras resultan negativas, la situación es desfavorable y sus deudas son mayores a los recursos que generan efectivo en el futuro.

Ahora bien, cuando existen activos contabilizados que no pueden ser reconocidos en la situación financiera, la diferencia es recibida por el patrimonio. Lo que también cambia el rendimiento financiero y genera que los socios o accionistas recibirán menos dividendos, pero más reales al flujo de efectivo obtenido por los negocios desarrollados.

Al finalizar mi conferencia me acerqué a quien me había hecho la primera pregunta; y me dijo: “Niif me sirve para medir la situación financiera, o sea, evaluar si la empresa tiene recursos que se vuelvan dinero y puedan pagar las obligaciones; y también me sirve para calcular los dividendos a los dueños, dividendos que la empresa sí está en posibilidad de pagarles. ¡Al fin lo comprendí!”.
 

MÁS DE FINANZAS

Bancos 27/07/2021 Bbva fue elegido como el mejor banco corporativo en 2021 por la revista Global Finance

Los ganadores de los World’s Best Bank Awards 2021’ fueron seleccionados teniendo en cuenta criterios como su desempeño durante el último año

Bancos 27/07/2021 La plataforma Koibanx cerró su más reciente ronda de inversión por US$1,5 millones

La compañía se dedica a la tokenización, proceso tecnológico mediante el cual un activo financiero es representado en un activo digital

Bancos 27/07/2021 Julio Rojas Sarmiento dejará la vicepresidencia ejecutiva del Banco de Bogotá en agosto

Durante su tiempo en el banco, participó activamente en áreas designadas por la Junta Directiva como claves para la estrategia

MÁS FINANZAS