El CEO del Grupo Aval dijo que una de las tareas es digitalizar los bancos que tienen a partir de altas inversiones, pues esto generará ahorros en las operaciones

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

Desde hace un par de semanas en el sector financiero se ha generado una controversia sobre cuál fue el verdadero crecimiento del PIB en el primer trimestre del año. En Inside LR, Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, CEO de Grupo Aval, señaló que el país no debería enfrascarse en estas discusiones, sino en ajustar costos y crear empleo para que se vuelva a crecer a 4%.

El año pasado el Grupo Aval tuvo ganancias superiores en 48,4% a las de 2017, fue un alza histórica de utilidades, y en el primer trimestre de este año los resultados continúan con ganancias por encima de 40%, ¿a qué se deben estos buenos resultados?

Se debe a varios factores. Por un lado, nos hemos concentrado en crecimiento rentable y por el otro lado hemos empezado a controlar con éxito el costo de riesgo, o sea la calidad de la cartera. Adicionalmente, nos hemos concentrado mucho en eficiencia y en la razón financiera de comisiones total activos. Finalmente, hemos empezado a desarrollar tres de las cuatro concesiones 4G que nos fueron adjudicadas. En ese sentido, de acuerdo a una regla contable, se contabilizan las mayores utilidades de la vida de la concesión durante el tiempo de construcción. Todo esto en conjunto llevó a que diéramos casi $3 billones en utilidades.

¿Cómo prevé que cierre 2019?

Hay varias cosas que nos están ayudando. Por un lado, tenemos un esfuerzo digital bastante importante que nos está dando resultados, no solamente en el lanzamiento de nuevos productos muy innovadores que dan unos ingresos adicionales, sino en un control de costos porque el control y la operación de productos digitales siempre repercute en control de costos. Por otro lado, seguimos las concesiones que empezamos el año pasado. El clima no ha ayudado desgraciadamente, pero sigue la construcción con mucho ahínco. Hemos empezado a crecer el portafolio de crédito más de lo que lo veníamos creciendo y seguimos controlando el costo riesgo

¿Cuál ha sido la clave del repunte de Corficolombiana y qué tanto ha influido el hecho de que ya no haya ningún tipo de obligación financiera sobre Ruta del Sol II?

Lo que ha dictaminado el buen resultado es básicamente las inversiones que tiene en el sector real. Hay cuatro tipo de inversiones: en energía y gas, donde es el accionista mayoritario de Promigas, que está teniendo muy buenos resultados y este año seguramente estará alrededor de $750.000 millones en utilidades. También participa en el sector hotelero con Hoteles Estelar; en la agroindustria, que siempre se demora más en producir pero por lo menos se tiene un banco de tierras interesante, y finalmente en concesiones. Como Corficolombiana está iniciando construcción de todas estas vías 4G, es en esos años donde debe generar la mayor utilidad.

¿Cuáles de estas inversiones podrían activarse más en un futuro cercano?

El de energía con Promigas siempre es muy interesante, porque deben haber campos nuevos de exploración, no solamente en Colombia sino en otros países para transportar y distribuir. Hotelería es un sector que da buenos resultados muy constantes, con muy poca volatilidad. En ese esperamos mantener esa senda.

¿Han hablado de nuevos mercados para estas empresas?

Siempre estamos hablando de nuevos mercados. En el sector real siempre estamos mirando otros países, en este caso Perú, México y otros más de Centro América. En el sector financiero nos hemos enfocado en Centroamérica y Colombia.

Al revisar los resultados, salta a la vista el cierre de oficinas, ¿cuántas oficinas tienen en total los bancos del Grupo y cómo va el proceso de cierre?

La huella física del Grupo la estamos optimizando y cambiando. En la medida en que suben nuestros clientes digitales, lo que tenemos que hacer es poner en las manos de ellos productos punta a punta donde nunca tengan que visitar un banco. Por otro lado, el tipo de oficina también tiene que cambiar. En el Banco de Bogotá se está haciendo un esfuerzo muy grande para hacer oficinas mucho más amigables, donde se pueda tener sitios de esparcimiento dentro de las oficinas que las vuelvan un poco más agradables. La consecuencia de todo esto es que empiezan a sobrar algunas oficinas. Lo que hemos cerrado es más o menos 4% de toda la huella física.

LOS CONTRASTES

  • Freddy CastroDirector de Banca de las Oportunidades

    “El país debería reflexionar sobre mecanismos que mejoren la educación financiera previsional y ensanchar la cobertura del sistema de pensiones”.

¿Cree que a largo plazo la oficina bancaria va a desaparecer?

Me imagino que tienen que haber unos centros de comunicación, que al final del día tienen que ser unos sitios donde uno llegue y no tenga que interactuar a no ser que uno lo pida. Pudiera haber un gran centro de operadores digitales, que puedan optimizar su tiempo atendiendo muchas oficinas a la vez. Lo que queremos es convertir más clientes físicos en digitales.

¿Cómo analiza que en el sistema el crédito de los empresarios crezca por debajo de 1%?

La cartera comercial al final del día no es una sola cartera. En la medida en que hemos venido avanzando hemos creado unos modelos en los bancos para asegurarnos que cualquier colocación traiga consigo un mínimo de rentabilidad para el banco. Este año se empieza a ver un crecimiento 0,8% por mes. Cuando uno analiza este año, ve que en la cartera empresarial estamos teniendo éxito y tiene un riesgo bien controlado. Sí ha habido una mejora en la demanda de crédito comercial, ya pasó la reforma financiera de 2018, tocará ver eso cómo sale de las Cortes. Los anuncios de que se vienen reformas tributarias a los empresarios siempre les da muchísima ansiedad y en los años de elecciones de Presidente también, lo que resulta en que todo el mundo pospone sus planes de expansión. En 2019 ya pasamos esos obstáculos, el país está creciendo y eso va a acompañar el crecimiento de la cartera.

¿Cómo ve las otras carteras?

La hipotecaria sigue creciendo a por lo menos tres veces el ritmo de la inflación. Lo que tenemos que ver cómo llegamos a más gente para que vuelva a tener confianza en pedir créditos hipotecarios. En libranzas, el Banco Popular sigue siendo líder y con un producto digital que lanzó está acelerando muchísimo su colocación. En cartera de vehículos, el Banco de Occidente es líder con un producto digital punta a punta, en el que la persona ya puede llegar al concesionario por su crédito. En libre inversión nos hemos mantenido un poco por fuera, porque nosotros tendemos a mantener unos estándares de crédito un poquito más altos, que es la razón por la que mantenemos una calidad de cartera un poquito mejor que la del sistema. Si juntamos todo, yo creería que este año creceríamos la cartera de consumo entre 10% y 12%. Si estamos hablando de portafolio de crédito, yo creería que en total los bancos nuestros van a crecer la cartera de crédito entre 8% y 10%. Esto es el grupo consolidado, que incluye Centroamérica, que si bien vienen creciendo cinco de los seis países, en algunos se viene creciendo mejor que en otros.

¿Cuándo estará listo su banco digital y qué novedades vendrán en este ámbito?

Los bancos digitales que salieron por todo el mundo hace dos o tres años no han sobrevivido casi ninguno. Lo que sí toca es digitalizar los bancos que uno tiene, con inversiones muy altas. Estamos en eso de volver digitales productos existentes, pero también toca digitalizar las operaciones, que producen unos ahorros inmensos para los bancos. También están los white spaces, que al final del día son los productos nuevos e innovadores. Tenemos la primera Sedpe de un banco y estamos muy cerca a lanzarla, un producto que sonará igual a los demás, pero tiene otros atributos que creo que nos van a diferenciar.

¿Cómo se llama ese producto?

Se llama Dale y va a estar listo este semestre. Es un producto digital del Grupo y todos los bancos son dueños de la Sociedad Especializada en Depósitos y Pagos Electrónicos (Sedpe).

Y fuera del ámbito digital, ¿cuáles nuevos productos prevén lanzar este año?

Quiero lanzar productos diferentes que lleguen a personas jóvenes. El mundo se nos está digitalizando y los productos que no sean digitales van a ser poquitos, tienen que nacer digitales. Crear un banco digital cuando uno ya tiene un legado de bancos no digitales, no es costo-eficiente, pero si uno va progresivamente digitalizando el banco que tiene y lo nuevo lo lanza digital, al final va a terminar ahí.

¿Cuál es la proyección de usuarios que tendrían una vez esté en función 'Dale'?

Lo que tiene de diferencia entre los otros productos que sirven para pasar y recibir plata es que podemos ingresar empresas, la Sedpe nos permite hacerlo; puede uno casi que dejar de usar efectivo. Una de las razones por las que se ha demorado el lanzamiento, es porque tratamos de salir con una alianza importante con una empresa que de entrada ofreciera un grupo de clientes importantes. Nos hubiera gustado que fuera Rappi. Hemos estado trabajando con Uber y otras empresas.

Ustedes están en varios negocios del sistema financiero, pero ¿quieren dar el salto a otro, hacer alguna compra ya que en este año se han dado varias?

En Colombia sería muy difícil que las autoridades antimonopolio nos dieran autorización para hacer una compra adicional, que si me gustaría pues sí, pero no creo que nos dejen.

¿Y seguir expandiéndose en otros mercados de la región?

En la región siempre estamos mirando. Perú es una economía interesante con buen crecimiento, incluso con mejores índices que Colombia. Chile también es interesante, ya casi tiene un valor de desarrollo completo, lo que significa retornos menores. En Centroamérica a los precios justos puede haber algún tipo de expansión.

¿Este crecimiento inorgánico estaría enfocado en banca o en qué negocio?

El enfoque nuestro tiene que ser banca porque de ahí salen 80% de nuestros ingresos. Preferimos entrar de una vez con una compañía que compremos que tenga una presencia que nos haga de inmediato lo suficientemente importantes.

¿Cómo afectará en el balance del grupo y al sistema en general la sobretasa de renta que se aprobó en la Ley de Financiamiento?

Esa sobretasa nos puede estar costando a nosotros en retorno patrimonial entre 150 y 170 puntos básicos. Nos está pegando muy fuertemente. El gremio no considera que está bien que se pongan impuestos orientados a que los bancos están haciendo mucha plata. El retorno está relacionado con el patrimonio invertido. Nosotros estamos logrando retornos patrimoniales de 15% a 15,5%, cuando el costo de capital para el sistema financiero puede ser de 13% a 13,5%, no es mucha plata, es un retorno adecuado para los inversionistas que nos han acompañado.

 ¿Por qué la banca colombiana es tan fuerte y por qué los bancos extranjeros no se han desarrollado al mismo nivel en el mercado?

Tenemos muy buen regulador y Banco de la República, algo que se junta con que los banqueros colombianos hemos sido muy cautelosos. Todos los bancos extranjeros han tenido problemas cuando llegan, pero han aprendido a hacerlo con la idiosincrasia y cultura colombiana. Bbva e Itaú son bancos espectaculares. A la banca extranjera le está yendo y le va a ir bien.

¿Qué tanto ha impacto a beneficio la ley de conglomerados financieros?

Condujo a los conglomerados a identificarse como tal. En la reglamentación se han logrado cosas muy importantes como que se nivelen las reglas de juego para las administradoras de fondos de pensiones. Se ha reglamentado la administración de conflictos de interés y nos ha hecho absolutamente comparables con los inversionistas del resto del mundo.

El Grupo Aval tiene a Porvenir, la AFP con más afiliados, ante la eventual reforma pensional, ¿cuáles es su propuesta para el sistema?

El Gobierno tiene que tratar de asegurarse de que cualquier reforma pensional que pase no vaya a ser populista o motivada por una urgencia de captar fondos. En cuanto a los dos sistemas, lo que los números indican es que el sistema pensional tiene una gran ventaja para las personas de salarios muy altos frente a los fondos privados, pero al costo que esas pensiones están saliendo del presupuesto nacional y de los aportes de quienes están empezando a trabajar. Para los de salarios bajos, se tienen que garantizar las pensiones porque cuando llegan a la edad o a las semanas de cotización, si no tienen lo suficiente para una pensión de salario mínimo, es muy difícil que se les garantice, teniendo en cuenta que los salarios mínimos van a crecer más que la inflación. Hoy en día a quien no le alcance, se le devuelve toda la plata que ha acumulado. Esa es la parte más triste del sistema, que la gente no se está pensionando.

¿Deberían flexibilizarse las condiciones para que los fondos inviertan en vías 4G?

Existen los medios para participar en fondos de deuda. El problema está en que haya apetito de prestarles a las vías 4G. Esto se regenerará cuando se defina la situación a los bancos con el dinero que aún se les debe de la concesionaria Ruta del Sol, cerca de $1,4 billones entre capital e intereses. Creo que va a llegar una resolución pronto.

Varias de sus empresas están registradas como emisores de acciones de la Bolsa de Valores ¿Por qué cree que no llegan nuevas empresas a la BVC? ¿Cómo hacerla más atractiva?

No llegan muchas porque en Colombia las de tamaño medio prefieren venderse o consolidarse que salir al mercado. Habrá quienes dirán que es por los requisitos, pero ahí no está la respuesta. Puede vender la compañía, pero si sale a Bolsa va a poder bajar algo del costo financiero.

¿Han pensado en unir algún tipo de operación de sus bancos para buscar mayores eficiencias?

Haceos cosas de manera unificada. Toda nuestra red de comunicaciones es del Grupo y no de cada uno de los bancos, hay un gran esfuerzo de compras corporativas y el laboratorio digital es de los cuatro bancos, una manera de reducir costos.

El PIB del primer semestre dejó sinsabores después de los resultados de la construcción, ¿cuál es su pronóstico para el crecimiento de la economía este año?

Yo creo que el PIB va para 3,25%. Está la controversia del crecimiento de primer trimestre sobre si creció al 2,3% o 2,8%, la diferencia solo es si está ajustado con estacionalidad, pero ambas cifras son ciertas. Estas discusiones se desaparecen en un año entero, un trimestre puede ajustarse contra el anterior. Claro que uno no quiere que le manipulen los números y que la cifra que le dé el Dane sea la más alta de las dos, pero hay que entenderlo. Independientemente de la cifra que sea, así no se llega a 3,25%, por lo que necesitamos es que los otros empiecen a crecer de verdad. Los bancos sentimos este crecimiento es en la demanda de crédito y sigue creciendo en niveles importantes.

¿Cree que una meta de crecimiento de 4% es factible?

Si el Gobierno se ajusta en costos tal vez sí, y si se empiezan a crear empleos. Yo no veo el 4%, para 2.020 tampoco; pero de pronto en el mediano plazo sí, aunque tienen que pasar varias cosas. Tenemos que ser capaces de mejorar el aparato de exportaciones del país, seguimos siendo muy petróleo dependientes, hoy en día el crudo representa 41% de las exportaciones. Hay un esfuerzo importante del Ministerio de Comercio, toca seguir encontrando quién exporte y quien aproveche que nuestros costos laborales con un dólar entre $3.200 y $3.300 puedan ser competitivos. No es que se deban bajar las exportaciones de petróleo, haber llegado a un millón de barriles diarios es importantísimo y eso debe continuar, pero debemos buscar otras cosas porque las importaciones no están retrocediendo.

¿Le causa temor la volatilidad del dólar este año, tras casi llegar a máximos hoy vemos que ha perdido casi $200 en un mes?

Si se mantiene el precio del dólar entre $3.150 y $3.300 el país está bien y nosotros también. Sobre si influyó el fin de la política de acumulación de reservas del Banco de la República, seguramente sí, pero no es el principal factor.

Tras casi 20 años al frente del Grupo Aval, ¿qué consejo les da a los emprendedores?

Les diría que desde el principio empiecen con un concepto, independientemente de su producto; no pierdan la visión sobre mantener números estrictos, y estados financieros precisos

EL PERFIL

Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez es ingeniero civil, empresario y actual presidente de Grupo Aval. Luego de trabajar en Procter & Gamble en Estados Unidos y en el First Bank of América en Nueva York, en 1996 se vinculó a la organización Luis Carlos Sarmiento Angulo donde se desempeñó como asesor de la presidencia; analista de riesgo, planeación financiera y mercadeo; y fue elegido presidente de la empresa de telefonía celular Cocecol. En 2000, fue nombrado presidente de Grupo Aval y bajo su gestión, en 2014, logró que las acciones de la empresa se negociaran en la Bolsa de Valores de Nueva York.

*Elaborado en colaboración con Andrés Venegas Loaiza