Credicorp Capital estima que para noviembre las autoridades regulatorias de Estados Unidos le darán aval a Credicorp Capital U.S.

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

En 2012, Credicorp Capital se convirtió en el producto de la unión de tres empresas en Chile, Colombia y Perú. Desde entonces ha fortalecido sus diferentes líneas de negocio para ser un referente en la región. Eduardo Montero, CEO de la compañía, le contó a LR sobre la recuperación de sus portafolios tras la caída de las bolsas en marzo, así como sobre el avance de su plataforma en Estados Unidos.

¿En qué mercados tienen presencia y con cuáles negocios?
Tenemos cuatro líneas de negocio con una visión regional, que son gestión de patrimonios o banca privada, asset management, mercado de capitales y finanzas corporativas o banca de inversión. Tenemos operaciones en Perú, Chile y Colombia, y tenemos un banco en Panamá, que se llama el Atlantic Security Bank, que tiene un rol de soporte en muchas operaciones para los negocios que tenemos en la región. Ha sido un negocio muy ligado a la banca privada, pero también está ligado al mercado de capitales y a finanzas corporativas.

LOS CONTRASTES

  • Juan Pablo GalánPresidente Credicorp Capital Colombia

    “Muchos inversionistas latinoamericanos han migrado sus inversiones de otras jurisdicciones que han estado en entredicho en el pasado, a Estados Unidos”.

En los Estados Unidos, tenemos Ultralat y Credicorp Capital Securities. Estamos en proceso con los reguladores norteamericanos de fusionarlos en lo que llamamos Credicorp Capital U.S. y estimamos que la autorización nos las puedan dar probablemente en noviembre.

Con todos estos negocios, ¿cuántos activos administran?
Al cierre de agosto, tenemos US$33 billones en activos administrados en la región.

¿Cómo fueron los resultados a mitad de año?
En marzo tuvimos un impacto en los portafolios de riesgo que teníamos en renta fija y renta variable, que fueron afectados por la desvalorización de los mercados. Los otros negocios han ido avanzando muy bien. Todo lo que nos pasó en los negocios de mercados de capitales, sobre todo con los portafolios, ya se ha recuperado. A pesar de que ha sido un año duro y de mucha volatilidad, los planes que tenemos de inversión en las plataformas de infraestructura se mantienen. Hoy ya estamos en recuperación y cerrando el año con buenas perspectivas.

¿Están interesados en ingresar a otros mercados?
No, por el momento estamos muy enfocados en consolidar lo que tenemos. Tenemos aspiraciones de volver la plataforma en Estados Unidos mucho más importante, lo que vamos a tener es una comisionista y una administradora de portafolios de clientes en la región. En gestión de patrimonios, en Perú, hemos logrado un poco más de 30% de participación de mercado. En Chile y Colombia tenemos participaciones que están por debajo de 5%. Tenemos mucha expectativa porque hemos venido creciendo en activos bajo administración en ambos países a doble dígito en los últimos años.

¿Cuál será su rol en la recuperación de la economía?
Nuestra clientela es la de banca privada, instituciones y corporativa. Es a través de apoyar las necesidades de esos segmentos que aportamos activamente. Creo que en finanzas corporativas vamos a tener un rol importante ayudando a las empresas en la etapa pospandemia.

¿Qué nuevos servicios o negocios están próximos a lanzar?
Estamos enfocados en la propuesta de gestión de patrimonios o de banca de inversión. Además, estamos dando la oferta de Multi-family Office, que es la posibilidad de poder asesorar a clientes de altos patrimonios en sus portafolios en las diferentes plataformas. Queremos que Credicorp Capital U.S. se vuelva una plataforma importante del mercado de capitales y de gestión de patrimonios para toda la región.

En el negocio de asset management, pusimos nuestras principales estrategias de fondos a disposición en una plataforma en Luxemburgo para que puedan acceder los clientes locales e internacionales a esos fondos, donde hoy día tenemos casi US$700 millones. También estamos avanzando mucho en la plataforma para activos alternativos para la región, como fondos de infraestructura, de bienes raíces y de deuda privada.