Finamiga Uni2 Microcrédito es un emprendimiento vallecaucano que tiene seis años en el mercado, operando en las zonas más apartadas de Colombia

Johana Lorduy - jmunoz@larepublica.com.co

Desde 2014, la microfinanciera Finamiga Uni2 microcrédito ha atendido a cerca de 25.000 clientes en zonas apartadas del país, trabajando por la inclusión financiera y por mejorar la calidad de vida de muchos colombianos.

Hoy, pese a la emergencia sanitaria que se vive en el país, su gerente general, Santiago Molina, señaló que la recuperación comenzará en el segundo semestre en donde se espera que esta financiera alcance picos en las líneas de microcrédito para el agro y la compra de moto productiva.

¿En qué regiones del país hacen presencia y cuántos clientes tienen actualmente?
Este es un emprendimiento vallecaucano y hoy operamos en Antioquia, Valle, Cauca, Nariño y Huila, llegando a zonas remotas donde se ha hecho difícil la bancarización y la institucionalización. En estos seis años hemos financiado cerca de 25.000 clientes con recursos por un poco más de $70.000 millones.

¿En promedio, cuánto es el monto que más solicitan sus clientes?
En promedio, entregamos créditos de entre $3 y $4 millones a plazos de 18 meses.

¿En cuál de sus frentes (negocios, motos, vehículos y agro) reciben más solicitudes para microcréditos?
Actualmente nuestras líneas más fuertes son: la línea de moto productiva, enfocada para aquellos negocios que necesitan este tipo de vehículo, y el crédito tradicional para negocios. Para créditos de motos, estamos tramitando 2.000 solicitudes mensuales. Con toda esta coyuntura vemos que las personas no quiere transitar en servicio público para movilizarse a la hora de trabajar, esta línea viene creciendo y esperamos que estos créditos aumenten en el próximo semestre.

¿Cómo han venido trabajando para la inclusión financiera en regiones apartadas del país?
Contamos con ejecutivos especializados en microcrédito que visitan a los clientes y reúnen toda la información sobre el negocio. Nuestro equipo ya tiene conocimiento de cómo pueden operar tiendas, ferreterías, o cualquier tipo de negocios, ellos saben cómo puede llegar a funcionar un negocio de estos en el día a día y cuánto puede llegar a ser el flujo de caja.

LOS CONTRASTES

  • Alfredo Barragán experto en banca

    “Los pequeños empresarios del país son los más resilientes, este segmento le puede dar un gran empujón a la economía, por eso es imperativo mantenerles líneas de crédito con buenos sistemas de pago”.

¿Cómo cerraron el primer trimestre del año y cómo se vieron afectados?
Comenzamos el primer trimestre muy bien, para nosotros marzo pintaba muy bueno, pero cuando pasó todo esto de la pandemia todo se frenó. En el primer trimestre desembolsamos $6.000 millones, entre enero, febrero y marzo, teniendo en cuenta que marzo solo trabajamos 15 días. Abril fue duro, desembolsamos $80 millones, mientras que en mayo se desembolsaron $1.300 millones.

¿Han venido trabajando para ofrecer otros productos financieros?
Estamos enfocados en el crédito del agro, llegando a más zonas, ya que es un segmento que se está moviendo muy bien y más con toda la emergencia sanitaria que vive Colombia. Con la pandemia se demostró el peso que tiene este sector, por eso estamos seguros que es un buen camino para la reactivación de la economía.