Con este instrumento de pago se movieron, en promedio, $757.000 millones cada día de 2019 a través de 41.000 transacciones

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

A pesar de que en el siglo XV se efectuaron las primeras transacciones con cheques en el viejo continente y desde ese momento se extendió su uso, este medio de pago se niega a morir en medio del auge digital. Esto se evidencia en que por medio de estos papeles se movieron, en promedio, $757.000 millones cada día el año pasado.

Sin embargo, el número de movimientos efectuados con cheques ha disminuido 72,2% en el transcurso de 10 años, ya que el sistema pasó de registrar 148.000 transacciones diarias con este medio de pago en 2010 a tener 41.000, en promedio, durante cada día del año anterior (ver gráfico).

“Los pagos realizados con cheques siguen disminuyendo, aunque su valor promedio diario representa casi cuatro veces el valor de las compras efectuadas con tarjetas débito y crédito”, detalló el Banco de la República en su último Reporte de Sistemas de Pago.

El protagonismo que aún tiene el cheque dentro del sistema financiero se debe a que es uno de los instrumentos más utilizados por las personas jurídicas al momento de efectuar algún movimiento, al punto de que ocho de cada 10 cheques (82%) que se generaron fueron originados por empresas.

“Hay quienes lo prefieren porque el cheque da cierta seguridad de que hay fondos, de que se tiene la referencia de quien lo giró. Además, usar la chequera en una empresa permite hacer un seguimiento de las operaciones de forma manual, lo cual es importante para algunos consumidores que aún son conservadores con estos temas”, dijo Jorge Saza, analista financiero.

Lo dicho por el experto también se evidencia en que este es un medio de pago que se utiliza actualmente para efectuar transacciones de montos altos. “La mayoría de los cheques girados por empresas (39%) corresponden a cheques individuales por montos de hasta $50 millones y a más de $200 millones. Asimismo, 49% de los cheques girados por personas naturales son de montos de hasta $50 millones”, destacó el Emisor en el documento.

Con base en lo anterior, Wilson Solano, coordinador del área económica de la Facultad de Ciencias económicas y administrativas de la Universidad El Bosque, afirmó que tan solo las MiPyme y algunos comerciantes continúan considerando el cheque como un medio de pago eficaz y seguro. Sin embargo, esto ha cambiado notoriamente, en especial, por la pandemia, ya que seguramente tuvieron que empezar a usar con mayor frecuencia el canal digital.

El futuro del cheque
Al hecho de que el número de transacciones con cheque ha caído 72,2% en los últimos 10 años, se le suma que 1,8% de la población tiene chequera y que 0,1% del valor total de pagos mensuales a nivel nacional se realiza a través de este instrumento de pago, siendo Bogotá la ciudad donde más se usa, con 5,9%, seguida de Medellín, con 2,6% y Cali, con 2,4%.

Este panorama podría llevar a pensar a que estamos ante el fin del uso del cheque. Sin embargo, Solano explicó que con este instrumento podría pasar algo similar como lo que está ocurriendo con las facturas físicas al momento de comprar. “Esto podría suceder bajo el principio de control y transparencia ante las diferentes entidades”, agregó.

En línea con esto, Saza recordó que “si uno lee un libro de economía o de finanzas de los años 70, se evidencia que en ese momento los expertos decían que el cheque iba en declive y que no se usaría en el siglo XXI. Pero, las cifras muestran que se continúa usando, por lo que no se puede hablar de su fin aún”.

LOS CONTRASTES

  • Wilson SolanoCoordinador en la Universidad El Bosque

    “Las MiPyme y algunos comerciantes continúan considerando el cheque como un medio de pago eficaz y seguro. Sin embargo, con el auge de los medios digitales en la pandemia podría cambiar”.

  • Jorge SazaAnalista financiero

    “Si uno lee un libro de economía o de finanzas de los años 70, se evidencia que en ese momento los expertos decían que el cheque iba en declive y que no se usaría en el siglo XXI”.

El uso de este medio de pago sigue teniendo relevancia en muchos canales comerciales. Por ejemplo, la aceptación del cheque en ferreterías es de 29,5%, en estaciones de servicio es de 17,2%; y en hipermercados es de 15,3%.

El valor compensado de cheques corresponde a 17% del PIB
De acuerdo con el reporte del Emisor, se compensaron 9,9 millones de cheques, es decir alrededor de 40.553 cheques por día, por un valor total de $185,5 billones (un promedio diario de $0,75 billones) durante el año pasado. Esto corresponde a 17% del PIB, cifras inferiores a los 11,5 millones de cheques y $188,7 billones en términos de valor que se registraron en 2018, lo que representa una disminución de 13,5% y 1,7%, respectivamente. Además, al 31 de diciembre de 2019 existían 26 entidades vinculadas al proceso de compensación de cheques, tres más que en 2010.