Los precios del petróleo tienen su peor caída desde el inicio de la Guerra del Golfo

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

Las bolsas del mundo tendrán otra jornada en rojo, luego de que se rompiera el acuerdo de producción de la Opep+ y Arabia Saudita y Rusia entraran en una guerra abierta de precios, en medio de las preocupaciones generadas por el avance del Covid-19.

Los futuros de los principales índices estadounidenses presentaban caídas. En el caso del Dow Jones, se contraía 1.255 unidades, el S&P 500 perdía 145 puntos, mientas que las pérdidas en el Nasdaq llegaban a 410 puntos.

En el caso de las plazas bursátiles europeas, el Ftse 100 de Londres perdía 466 unidades; el CAC 40 de Francia caía más de 222 puntos, mientras que el DAX 30 perdía 702 puntos. El referencial europeo Euro Stoxx 50 se contraía 205 puntos.

En el caso de las bolsas de Asia, el Hang Seng chino perdía 1.005 unidades, mientras que el japonés Nikkei 225 baja 1.130 puntos. Así, los mercados bursátiles reaccionaban al peor desplome que han tenido los precios del petróleo desde 1991, cuando inició la Guerra del Golfo.

Según el reporte de Reuters, los analistas del BofA Global Research estimaron que la última liquidación en las bolsas hizo que se evaporaran US$9 billones en los mercados bursátiles en tan solo nueve días. El oro, un activo refugio por excelencia, subió hasta 1,6% y superó los US$1.700 la onza, tras tocar un pico en siete años.

"Simplemente no sabes en qué dirección van a ir las cosas, hace que sea muy difícil ponerle precio a todo en este momento", dijo Sarah Hunter, economista jefe de BIS Oxford Economics, en Bloomberg TV. "Lo estamos viendo en el mercado con las oscilaciones salvajes que se están produciendo", agregó.

El desplome en el petróleo llega a medida que avanza el coronavirus. El número de personas infectadas superó las 107.000 en todo el mundo.

Ahora, los mercados esperan que la Reserva Federal de Estados Unidos baje las tasas en 50 puntos básicos en su reunión del 18 de marzo tras el recorte sorpresa de la semana pasada.