La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Rubén López - rlopez@larepublica.com.co

“Llevo más de 10 años con una cuenta de ahorros y lo que puedo decir es que en ese tiempo no ha cambiado nada”. Esa es la opinión de Jaime Ramírez, un ciudadano común y corriente que describe fácilmente el ‘talón de Aquiles’ de la banca colombiana, la innovación.

Si bien la banca ha tenido un gran avance en inclusión financiera el cual es medido con el nivel de bancarización, que según el último dato llegó a 69,2%, otro indicador que es el de penetración bancaria demuestra la necesidad que tienen los bancos de ofrecer nuevos productos.

Colombia aún está quedada frente a los demás países de la región, un retraso que se espera mejorar con el desarrollo de la tecnología en el sector.

Al observar las cifras del Banco de la República, Colombia tiene un índice de penetración bancaria cercano a 25% lo que la ubica por detrás de la mayoría de países de Latinoamérica y solo por delante de México y Argentina que tienen el 17% y 21% respectivamente.

Un error que se comete es pensar que estos dos conceptos son lo mismo, algo que según Luis Francisco Cubillos, director de administración de empresas de la Universidad del Rosario, no es cierto. “Bancarización es el número de personas que poseen algún producto o servicio financiero, mientras que la penetración bancaria hace referencia a las posibilidad y/o nuevas alternativas que se proponen para acceder al sistema”.

Así, aunque actualmente 99% de los municipios tienen presencia financiera, 21,5 millones de personas cuentan con productos con algún banco y el sector movió hasta $8,9 billones en el primer semestre, lo cierto es que la oferta de las instituciones financieras aún es pequeña frente al tamaño del mercado.

Pero, ¿cuáles son las razones que explican el bajo nivel de penetración? De acuerdo con Efraín Forero, presidente de Davivienda, tiene que ver con la manera en que se llega al cliente y la importancia del efectivo. “La penetración está ligada con la capacidad que tenemos para ofrecer productos al clientes y con la gran preferencia que aún hay por el efectivo, además del 4x1.000. Debemos lograr una Colombia más formalizada para avanzar”.

Por otro lado, Cubillos aseguró que también podrían considerarse como razones importantes la falta de educación financiera, la desconfianza que todavía hay en el sistema y los altos costos que presentan muchos de los productos. El especialista en banca Alfredo Barragán, destacó que otro de los aspectos principales es que en Colombia aún no hay un poder adquisitivo suficiente para generar una verdadera penetración bancaria.

Sin embargo, el sector tiene claro que para llegar a la población y ofrecer un mayor abanico de opciones, la solución es avanzar en tecnología y con eso, la banca móvil y los corresponsales bancarios son fundamentales. En los últimos tres años, hay 31.338 nuevos corresponsales y se han incluido más de dos millones de personas gracias a los monederos electrónicos.

Tal como afirmó María Mercedes Cuéllar, presidente de Asobancaria, el objetivo es llegar a esa población. “La banca ha venido migrando a una situación donde su principal objetivo es la atención a la clase media y la base de la pirámide, en lugares recónditos y apartados, y a costos reducidos, o sin costos”.

Para esto, los esfuerzos se están haciendo mediante la tecnología. Como afirmó Forero, “mecanismos como Daviplata, van a permitir que en pocos años tengamos 95% de la población en el sistema, pero también tenemos que hacer un esfuerzo importante para que podamos tener más servicios que cumplan todas las necesidades de los clientes”.

De igual forma, Alejandro Figueroa, presidente de Banco de Bogotá, “pese a que los niveles aún no son buenos, se está avanzando también en penetración y en eso, trabajar con las pymes y personas naturales y conocer sus necesidades es algo fundamental”.

En definitiva, el sistema financiero debería crear cada vez más servicios y soluciones que se adapten a las necesidades y características de cada consumidor, un camino en el que la tecnología será clave.

Cuenta de ahorros, líder en bancarización
Según Asobancaria, hoy en día el producto financiero que más aporta a la bancarización es la cuenta de ahorros, ya que lograron incluir a cerca de 3,2 millones de personas en el periodo comprendido entre junio de 2010 y marzo de 2013. Mientras tanto, las tarjetas de crédito son las que más personas han vinculado al sistema financiero, ya que en este periodo, la cifra es de 1,3 millones. Además, en cuanto a las soluciones que presentan el mayor crecimiento hay que destacar el microcrédito, el cual presentó un incremento de 58,4% en los últimos tres años y el depósito electrónico, que desde 2011 ya tiene vinculados a más de 1,6 millones de clientes.

Las opiniones

Efraín Forero
Presidente de Davivienda

“En los últimos ocho años se han visto avances importantes, pero tenemos que seguir con el esfuerzo por ofrecer cada vez más opciones al mercado”.

Luis Francisco Cubillos
Dir. administración de empresas - U. del Rosario

“El hecho de que los bancos no ofrezcan más opciones a los consumidores, genera que haya un mayor uso de las opciones informales”.