Ignacio Romero Riveira, socio Consultoría de Minsait, dijo que las compañías deberían centrarse en la experiencia de los clientes

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Durante el foro 'Portabilidad Financiera' organizado por LR, Ignacio Romero Riveira, socio Consultoría de Minsait, habló sobre cuál es el perfil de los consumidores, ya que este jugará un papel clave en un contexto con portabilidad financiera y está centrado en una mayor preferencia por los canales digitales.

Teniendo en cuenta esto, las entidades bancarias deben apostarle a entregar servicios u ofertas personalizadas a cada uno de sus clientes.

"La portabilidad financiera genera una mayor competencia. La facilidad de cambio de compañía bancaria provoca que la competencia sea mayor, por lo que cada entidad va a tener que revisar sus productos y su propuesta de valor para los clientes, con el objetivo de poder competir en un contexto con facilidad de cambio", dijo Riveira.

Teniendo en cuenta este nuevo panorama al que se enfrentarán las entidades bancarias, Riveira explicó que con base en la experiencias en otros contextos, cuando una persona cambia de entidad financiera, 75% cree que fue una decisión acertada. A esto se le suma que las nuevas generaciones son menos fieles a los bancos, ya que, por ejemplo, 60% de las personas jóvenes en Europa están dispuestas a cambiar de entidad financiera.

"Los clientes se cambian porque la nueva entidad a la que se dirigen tiene banca online y aplicaciones móviles más desarrolladas, ya que estamos en una sociedad donde el móvil es protagonista. Lo lógico sería pensar que el cambio sería por un mejor precio o una mejor tasa de interés, pero en cierto punto, la tecnología juega un papel clave", dijo Riveira.

Debido a estas estadísticas y el nuevo contexto en el que competirán las entidades financiera, Riveira afirmó que las compañías bancarias deberían apostarle a generar una experiencia más personalizada de acuerdo a las necesidades de cada cliente y pensar en entregarle a los clientes una mejor experiencia tanto en las oficinas físicas, como en el canal online.

En medio de esta nuevo contexto, las entidades no pueden dejar de lado que la portabilidad se puede ejecutar de dos maneras: manual y digital. En este punto, el Open Banking trae consigo una propuesta que permitirá llevar a cabo el cambio de entidad de forma más digital, ya que se podrán tener los datos de cada uno de los clientes a la mano, siempre y cuando la persona dé su aval para que esto sea posible, explicó Riveira, quien agregó que esto no solo facilita el proceso, sino que también genera una mejor experiencia.