El anuncio se dio dos meses después de que varios positivos por coronavirus entre los brókeres obligaran al cierre

Diario Expansión - Madrid

El parqué de la Bolsa de Nueva York (NYSE), en Wall Street, se prepara para volver a abrir sus puertas el 26 de mayo, dos meses después de que varios positivos por coronavirus entre los brókeres obligaran al cierre.

Durante este tiempo, todas las operaciones se han realizado de manera electrónica, pero la directora general de NYSE, Stacey Cunningham, considera que es tiempo ahora de empezar a recobrar la normalidad, aunque con medidas de seguridad adaptadas a la nueva era.

El edificio no abrirá completamente y sólo un pequeño número de brókeres, protegidos con mascarillas, operará inicialmente. Cunningham, firme defensora de mantener el personal en el NYSE, explica en un artículo de opinión en 'The Wall Street Journal' que muchos de estos tráders son independientes o trabajan en pequeñas firmas cuyos ingresos están muy vinculados a la operativa física del parqué.

Los denominados Designated Market Makers (DMM), encargados de garantizar liquidez en las transacciones y que supervisan los 2.200 valores de la NYSE, seguirán trabajando de manera remota en gran medida. La Bolsa de Nueva York cuenta con cinco DMM designados (Brendan E. Cryan, Citadel Securities, GTS, IMC Financial Markets y Virtu Americas), y considera que, gracias a ellos, la volatilidad y los riesgos se reducen.

"Nada puede reemplazar el conocimiento humano y la responsabilidad. Es el elemento humano en NYSE lo que resulta en una menor volatilidad, una mayor liquidez y mejores precios", dicen desde la Bolsa de Nueva York.

El NYSE exigirá, además, que todo aquel que entre en el edificio evite el transporte público, y examinará y tomará la temperatura al personal cuando acceda al parqué. Todos aquellos que no pasen el chequeo inicial tendrán que someterse a la prueba del coronavirus.

Excluyendo el parqué, el resto del inmueble permanecerá vacío, ya que no se retomarán los eventos por ahora y los empleados continuarán telerabajando.