miércoles, 12 de junio de 2019

El indicador de inclusión financiera de 2018 llegó a 81,4%, 1,3 puntos porcentuales más que el de 2017

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

A pesar de que, en general, las mujeres mayores de 18 años registran menores indicadores de mora que los hombres, tienen menor acceso a créditos formales que ellos, tanto en número como en monto.

Esta es una de las conclusiones que arrojó el informe de inclusión financiera 2018 elaborado por Banca de las Oportunidades y la Superintendencia Financiera, en el que se señaló que, a diciembre del año pasado, el porcentaje de mujeres con productos de crédito en mora de más de 30 días fue de 8,9%, mientras que el de los hombres fue de 10,5%.

En el documento también se mencionó que los hombres con edades entre 36 años y 45 años son los de la tasa de mora de más de 30 días más alta, con 12%, mientras que en ese mismo rango de edad, la de las mujeres es de 9,5%.

A pesar del reto que supone que las mujeres accedan a créditos más altos, Freddy Castro, director de Banca de las Oportunidades, resaltó que la brecha de acceso a productos financieros es prácticamente inexistente entre ambos géneros.

LOS CONTRASTES

  • Jorge CastañoSuperintendente financiero

    “Queremos convertir a los corresponsales bancarios en corresponsales financieros digitales, que ofrezcan otros productos como seguros, no solo cuentas de ahorro”.

  • Freddy CastroDirector de Banca de las Oportunidades

    “Aún tenemos retos. Uno es incluir financieramente 6,3 millones de adultos al sistema y el otro es que tenemos un grado de exclusión bastante alto en zonas rurales”.

“En 2018, 82,6% de los hombres y 80% de las mujeres accedieron a algún producto de ahorro o de crédito”, explicó.

Vale agregar que, si se mira el indicador del nivel de uso de estos productos, el de las mujeres es de 84,4%, mientras que el de los hombres es 83%.

Otro hallazgo fue que el indicador de inclusión financiera aumentó a 81,4% al cierre del año pasado, 1,3 puntos porcentuales más que el indicador de 2017, cuando se ubicó en 80,1%. Esto quiere decir que, en el último año, 28 millones de los 34 millones de adultos que hay en el país tenían acceso a por lo menos un producto financiero.

En el reporte también se dio a conocer que 26,8 millones de adultos tenían al menos un producto de depósito y 13,9 millones de mayores de 18 años tenían algún crédito vigente. Además, 25,8 millones de adultos tenían una cuenta de ahorro; 8,9 millones contaban con una tarjeta de crédito y 6,8 millones tenían un crédito de consumo.

Sin embargo, todavía se debe incluir a 6,3 millones de adultos. De este segmento, 40,9% están en las ciudades, mientras que 25,1% viven en municipios intermedios, 17,8% en municipios rurales y 16,2% en municipios rurales dispersos.

El superfinanciero, Jorge Castaño, resaltó que la participación en el sector aumentará a través de la transformación digital, que disminuye costos e incrementa la cobertura.