En lo corrido del mes la diferencia entre el precio máximo y el mínimo de la Tasa Representativa llegó a $190, la más alta al revisar los meses de lo que va de año

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

En lo transcurrido de junio el peso colombiano ha visto un movimiento de $190,01 entre su valor mínimo y su valor máximo frente al dólar. La cuenta surge de comparar los precios diarios de la tasa representativa del mercado, cuyo precio es tomado por el sistema financiero para transacciones y sirve como muestra de la volatilidad actual de la divisa, un factor que deben tener en cuenta tanto personas como empresas en sus finanzas.

Este movimiento ha sido tal, que la moneda es la segunda de las emergentes con una mayor variación en el índice de volatilidad de Bloomberg al lograr un indicador de 2,24%, superado solo por la corona checa.

Así mismo, la volatilidad vista en el sexto mes es la más alta en lo corrido del año, comparada con los $143,19 a los que llegó a mayo o $142,32 de abril.

El impacto para el bolsillo de las personas se hace evidente, pues en el mismo mes, por poner un ejemplo, una deuda de viaje por US$5.000 en su tarjeta de crédito, pudo tener una diferencia de $950.050, a su favor o en su contra, dependiendo del día en que se haya pagado.

Además, para las empresas, puede ser un punto a tener en cuenta, pues como lo explicó Wilson Tovar, jefe de investigaciones de Acciones y Valores, “este rango puede ser un poco preocupante para algunos agentes que trabajen con dólar, así como para aquellas empresas importadoras o exportadoras que no cuenten con coberturas sobre la divisa”, pues de no acudir a estos instrumentos, las firmas pueden ver afectaciones en su balance de ganancias y pérdidas; ya sea para su bien o al contrario.

“Esperábamos que este año fuera de movimientos bruscos, independiente de si son al alza o a la baja”, resaltó Juan David Ballén, jefe de investigaciones económicas de Casa de Bolsa, al explicar que la segunda parte del año podría continuar con la volatilidad vista hasta ahora.

Según el analista, esto se debe, en gran parte, a la manera como se forma el precio frente al dólar, pues el peso colombiano “es una moneda dependiente del petróleo al ser el principal commodity que vende en dólares, y este a su vez es uno de los activos más volátiles que existen en el mercado”.

Es así como los conflictos geopolíticos, o los efectos climáticos, de producción, oferta y demanda que afectan al crudo, terminan impactando en el precio del peso local.

A esto se suma que junio ha sido un mes decisivo para el rumbo de los mercados en donde se dieron dos efectos externos: el cambio de tono de la Fed, que proyecta inyectar mayor liquidez para frenar una baja en el crecimiento económico de Estados Unidos; y una relajación en las tensiones comerciales entre China y EE.UU., que completan más de un año azotando al mercado internacional.

LOS CONTRASTES

  • Wilson TovarJefe investigaciones de Acciones y Valores

    “Lo recomendable ante la volatilidad que se ha visto es que las empresas hagan coberturas, sobre todo las importadoras, o podrían ver un gran impacto en pérdidas no esperadas”.

  • Juan David BallénJefe de investigaciones de Casa de Bolsa

    “Que el mercado tenga tan pocos agentes también impacta en que los movimientos generen más volatilidad. Más ahora, en un momento en el que ingresan menos dólares”.

Las dos temáticas hacen más atractivo el peso colombiano, que venía de acercarse a sus máximos históricos; primero, porque si se bajan las tasas de interés en EE.UU., los inversionistas buscan activos que paguen una mejor tasa, y segundo, porque China es uno de los mayores compradores de petróleo a nivel global.

En lo corrido del año, la volatilidad del peso ya muestra un indicador de $305,15 frente al dólar, mientras que el año anterior alcanzó $584,30 y en el 2017, unos $254,75.

Sobre este punto, los analistas no se animaron a decir si la volatilidad será más alta, pero sí aseguraron que continuaremos viendo movimientos fuertes, todo dependiendo de las decisiones que tomen tanto Donald Trump, como Xi Jinping, presidentes de EE.UU. y China, sobre el futuro de la Guerra Comercial.

¿Cómo cubrir a su empresa ante los bruscos movimientos del dólar?

Los empresarios colombianos han aprendido con los años a moverse a la velocidad del dólar, sabiendo que la moneda local es una de las de mayor volatilidad. Una de las coberturas más comunes es el ‘forward de divisas’ un mecanismo entre una institución financiera y un cliente en el que se establece un acuerdo a la medida para comprar o vender dólares a una tasa de cambio fija a futuro por lo que quedaría inmune ante cualquier movimiento adverso de la moneda. La Bolsa de Valores ofrece una opción similar, pero no tan a la medida.