La negociación del paquete fiscal en EE.UU y la evolución de la pandemia también impactarían la negociación de la tasa de cambio

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

La semana pasada, el dólar tuvo una menor fortaleza en todo el mundo, pues la recuperación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien contrajo covid-19, y la expectativa de la aprobación de un nuevo estímulo económico para el país norteamericano llevó a un incremento en el interés por el riesgo y a la menor búsqueda de activos refugio.

Los analistas consultados por LR coincidieron en que esta semana se mantendrá la volatilidad en los mercados y que la cotización de la tasa de cambio estará relacionada con la carrera electoral en Estados Unidos, la negociación del paquete fiscal en ese país y la evolución de la pandemia.

En promedio, los expertos consideran que el dólar se negociará en $3.830, un precio cercano al del cierre del viernes.

En lo que respecta a las elecciones presidenciales en Estados Unidos, Juan David Ballén, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa, señaló que “los ojos estarán centrados en el segundo debate si finalmente Trump accede a realizarlo de manera virtual”.

LOS CONTRASTES

  • Edward MoyaAnalista senior de Oanda

    “El dólar se está debilitando a medida que el apetito por el riesgo se recupera después de que la administración Trump rompió el estancamiento sobre las negociaciones de estímulo”.

Según Reuters, el candidato Joe Biden contestará directamente las preguntas de los votantes, ante la negativa de Trump de participar en dicho encuentro.

José Luis Mojica, analista de investigaciones económicas de Corficolombiana, destacó que “la posibilidad de una victoria de Biden en Estados Unidos ha originado una nueva narrativa optimista para los inversionistas, en la medida que esto haría muy probable la consecución de un paquete significativo de estímulo fiscal después de los comicios de noviembre”.

A pesar de la incertidumbre que ha generado la coyuntura y las elecciones en Estados Unidos, Andrés Herrera, gerente de portafolio de Colfondos, explicó que el mercado mantiene perspectivas positivas. “De continuar así, podemos ver un final del último trimestre positivo”, dijo.

En cuanto a las publicaciones de esta semana que serán claves para el movimiento de los mercados, Herrera resaltó los datos de ventas minoristas y producción industrial de China, y los datos de inflación de Europa, Estados Unidos y China de septiembre.

Sandra Blanco, directora de investigaciones económicas de Fiduprevisora, destacó los reportes corporativos del tercer trimestre en Estados Unidos, especialmente los de los resultados de los bancos, y las ventas minoristas estadounidenses.

Francisco Chaves, director de estrategias e investigaciones económicas de FiduOccidente, dijo que se deberá estar atento al comportamiento de los bonos del Tesoro norteamericano, pues estos “también tendrán una mayor presión con las subastas que se efectuarán en la semana”.

En el país, por otro lado, se publicarán los datos de ventas minoristas, la producción industrial y la balanza comercial de agosto.

En el mercado se espera que en estos informes se evidencie la recuperación de la economía producto de la reactivación gradual de los sectores.

El precio del barril de WTI seguiría en US$40
Según las proyecciones de los analistas consultados, el precio del barril de WTI se cotizaría, en promedio, en US$40,7 esta semana. El crudo finalizó la jornada del viernes en este nivel después de que las protestas en una petrolera en Noruega llegaran a su fin, las cuales influyeron en que el crudo ganara más de 9% en la semana. Además, el huracán Delta cerró la mayor parte de la producción en el Golfo de México. Herrera destacó que las leves presiones sobre el precio por el paso del huracán compensadas por las expectativas de nuevas medidas de confinamiento en Europa, afectaría la demanda.