Los inversionistas mantienen cautela por un posible nuevo rebrote global. En lo corrido de julio, la divisa ha perdido $127

Juan Sebastian Amaya

El precio del dólar registró estabilidad y, con una leve caída de $1,81, se cotizó en promedio a $3.631.

Los expertos explican que este comportamiento cauteloso se presentó debido a que los inversionistas globales retomaron su preferencia por el dólar como activo de refugio ante las nuevas medidas de confinamiento para atajar la propagación de la pandemia, especialmente, en algunos estados de Estados Unidos.

Específicamente, los agentes reaccionaron a las decisiones de Miami, que volvió a cerrar los restaurantes a medida que las muertes por la pandemia superaron las 130.000 en el país norteamericano. Entre tanto, lugares como Melbourne (Australia), también impusieron de nuevo medidas de cuarentena para contener el brote de covid-19.

A lo anterior se sumaron los datos industriales de Alemania, que incrementaron levemente en mayo y redujeron el optimismo de los operadores, quienes respaldan la visión de que la recuperación será lenta.

“En realidad, el comportamiento de ayer de los mercados es más de la misma montaña rusa del último mes. En tendencia central, junio fue un mes casi plano para muchos índices de renta variable, pero lo que se está maximizando es la volatilidad”, dijo Fabio Nieto, economista jefe del Banco Agrario. En lo corrido de julio, la divisa estadounidense en Colombia ha perdido $127.

El precio del petróleo Brent bajó a US$43,08 y el WTI llegó a US$40,62
Los precios del petróleo presentaron desvalorizaciones en medio de las preocupaciones por un incremento de los nuevos casos de covid-19 en Estados Unidos, lo que podría dañar la recuperación de la demanda global de combustible.

Según el último cierre de Reuters, el barril de petróleo Brent, referencia para el mercado colombiano, cayó 0,05% a US$43,08, mientras que el WTI bajó 0,02% a US$40,62. Todo esto a pesar de que , recientemente, Arabia Saudita elevó los precios de venta del crudo y dio una señal de que espera que la demanda repunte.