Solo el año pasado, el indicador de ese PIB per cápita en moneda extranjera fue poco más de US$6.550

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

El ingreso per cápita de los colombianos es solo uno de los indicadores más afectados por la pronunciada devaluación del peso no solo de los últimos meses sino de años atrás.

Este índice se calcula en dólares para ser comparable entre países y debido a la tendencia bajista del peso colombiano desde 2018 y que se espera siga así para el cierre de 2020 los ingreso por persona han caído en términos de dólares. Para 2018, según los cálculos del Dane el ingreso per cápita de un colombiano era de US$6.854.

Ahora, en un reciente reporte de Anif, la entidad estima que los menores precios del petróleo podrían implicar desaceleraciones del crecimiento económico hacia niveles cercanos a 3% en 2020, cifra inferior al 3,3% observado en 2019 y al 3,4% previsto inicialmente para 2020.

“Ese menor crecimiento, junto con los mayores niveles de devaluación, llevarían al PIB per cápita a valores de US$6.370 en 2020 (frente a los US$6.555 de 2019), lo que representa un empobrecimiento de todos los colombianos”, explicó el análisis.

En el mismo estudio presentado por Mauricio Santamaría, presidente de la entidad, señaló que “este empobrecimiento también proviene de la pérdida de valor de todos los activos y el aumento de los pasivos denominados en dólares. En el mismo sentido, se aumentaría el valor de los bienes importados como automóviles, motos y sus repuestos, así como los insumos que utilizan las empresas para su producción. Esto último con consecuencias directas en la inflación”.

Así las cosas, solo al momento de revisar los cambios del PIB per cápita de los colombianos, se puede ver que el comportamiento de cierre de 2018 contra la proyección parcial de Anif par 2020 refleja un deterioro del enriquecimiento de las personas en niveles superiores de 7%; mientras que al comparar 2019 contra este mismo cálculo, sería de 2,8%. Los investigadores Carlos Felipe Prada, Ekaterina Cuéllar y Carlos Camelo, también recordaron que con el paso de los días se aclararía más ese empobrecimiento relativo.