.
BANCOS Reevalúe sus finanzas a mitad de año para cumplir con sus propósitos pendientes
martes, 6 de julio de 2021

El inicio de la segunda mitad del año es excelente para analizar los objetivos pendientes; o iniciar un plan financiero si no se tiene

El Economista - Ciudad de México

La primera mitad del año terminó, momento propicio para analizar cómo ha sido el manejo de las finanzas durante los primeros meses del año y revisar cómo va el avance de los propósitos financieros planteados a inicios de este 2021.

Parece que fue ayer cuando apenas celebrábamos la llegada del Año Nuevo y la ilusión de lograr todas las metas relacionadas con el manejo del dinero. Antes de arrancar la segunda parte del año es necesario detenerse a reflexionar y ver qué tan cerca está de cumplir los objetivos fijados los primeros días del año.

Evaluar la situación de nuestro bolsillo, así como el avance de los propósitos fijados, permitirá tomar acciones, ya sea para continuar y cumplir con las metas propuestas, o bien para corregir el rumbo, dar un golpe de timón y cambiar con los malos hábitos. Incluso si al principio de año no estableció ningún plan o meta en específico, puede comenzar con metas pequeñas y no esperar hasta 2022 para emprender el camino hacia un nuevo objetivo.

Dante Teytud, director comercial de Credifiel, empresa que otorga soluciones financieras, señaló que la segunda mitad del año es más pesada para muchas familias, debido al regreso a clases, vacaciones y diferentes festividades, de ahí la importancia de planear bien la situación financiera para los siguientes seis meses, además de analizar a detalle cómo va sus finanzas respecto a lo que se propuso.

Sin importar cuál sea la meta propuesta a inicio de este año, cuando se trata de dinero, planificar es de gran ayuda para llevar un mejor orden con las finanzas y cumplir más rápido los objetivos planteados.

Revise la situación de su bolsillo

De manera general y cualquiera que sea el objetivo, se requiere analizar el estado en que se encuentran sus finanzas y poner orden, esto facilitará saber con cuánto dinero se dispone si se quiere invertir o adquirir cualquier artículo, cuánto se puede ahorrar o si se pueden hacer gastos extra.

Para el directivo de Credifiel, lo primero es revisar los ingresos, gastos y deudas, para ello es necesario hacer un presupuesto. Llevar este registro permite conocer dónde se está situado financieramente, las deudas que se tienen, los gastos, de esta manera se pueden tomar acciones para continuar con los buenos hábitos que ya se tengan o bien, corregir lo que no se ha hecho bien durante los primeros seis meses. “Se deben canalizar bien los ingresos y usarlos en las cuestiones primarias como servicios, ropa, comida, renta”, afirmó en entrevista.

Menos deudas, más ahorro

Si se propuso ahorrar para una meta en especial, como salir vacaciones o para tener un buen guardadito; es tiempo de revisar a detalle las aportaciones hechas, cuánto ha acumulado para determinar su progreso o bien empezar a tomar cartas en el asunto. Si considera que no ha aportado lo suficiente, ajuste el plan y evalué que le impide apartar una parte de sus ingresos.

En el caso de las deudas, si inició el año con compromisos financieros, revise estar al corriente con los pagos y liquidarlos pronto, incluso antes de lo que los tenía programados. En contraparte, si aún falta para saldar ese adeudo, se deben eliminar algunos gastos superfluos y reestructurar los recursos para finiquitar dicho adeudo.

En este sentido, el directivo de Credifiel destacó que lo mejor es utilizar la tarjeta solo en caso necesario durante los siguientes meses y no generar más deudas, lo anterior porque se acercan fiestas importantes y eventos como el Buen Fin, en donde la gente suele adquirir nuevos compromisos financieros sin haber liquidado los que tenía previamente.

“Si de aquí al Buen Fin, ahorra una parte de sus ingresos y solamente usa el otro 50% para endeudarse en productos que en verdad requiere y necesita. Lo mejor es no utilizar las tarjetas más que en casos de emergencia”, insistió.

Diversifique su dinero

Muchas personas se proponen invertir pero no saben por dónde empezar, en este punto es una buena idea evaluar y comparar las diferentes opciones que existen en el mercado, los beneficios y rendimientos que le genera de acuerdo con sus intereses y necesidades. En cambio, si ya empezó en ese camino, lo mejor es no confiarse, monitorear los productos contratados.