Educación

Las universidades de cara a la pandemia


Con los cambios a los que se debieron someter todos los sectores, incluido el académico, las instituciones replantean su modelo

Las instituciones educativas anunciaron becas, préstamos y alivios económicos con el objetivo de combatir la deserción

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

Con el objetivo de evitar la deserción, de apoyar a los estudiantes con problemas económicos y dar una mano durante la pandemia, son muchas las universidades que habilitaron diferentes programas de financiamiento, descuentos y becas para permitir que el ingreso al segundo semestre de 2020 sea más asequible.

Frente a la posible disminución de entre 23% y 25% en las matrículas para el segundo semestre, según la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), las instituciones de educación superior han tomado cartas en el asunto para evitar que los procesos académicos de los estudiantes se vean interrumpidos. Esto, no solo a través de beneficios económicos, sino también con ayudas tecnológicas para la población universitaria que ha cumplido con la cuarentena en municipios alejados de los campus.

“Nos preocupa muchísimo que uno de los efectos del covid-19 sea la deserción de cientos de estudiantes que estaban muy cerca de convertirse en profesionales”, dijo Juan Luis Mejía, rector de la Universidad Eafit.

Para el segundo semestre, las instituciones planean trabajar bajo un modelo semipresencial, como medida de prevención ante el covid-19, en el que se intercalarán las responsabilidades en los salones de clase con las actividades virtuales. El objetivo es reducir las aglomeraciones en los campus y seguir aprovechando el impulso tecnológico que impuso el aislamiento social obligatorio iniciado en marzo.

“Lo que queremos es que ningún estudiante se quede por fuera por problemas financieros, por eso ponemos a disposición de todos estos programas para apoyar sus procesos educativos, para los que estamos entregando todas las garantías y condiciones necesarias”, indicó el rector de la Fundación Universitaria Panamericana, Marco Llinás.

Alrededor del país, diferentes universidades han anunciado sus planes de apoyo financiero. Algunas instituciones de educación superior han invertido más en becas, otras en descuentos y varias han reforzado las estrategias que ya tenían establecidas.

La Universidad de Los Andes mantuvo sus becas ‘Quiero estudiar’, Pa’lante Pacífico’ y ‘Pa’lante Caribe. También entregará un ‘bono solidario’ de 10% del valor de la matrícula a estudiantes de pregrado y posgrado.

La Universidad Externado anunció que, si el estudiante presenta una necesidad económica, la institución otorgará un descuento de 15% en el valor de la matrícula y un descuento adicional de 5% por pago temprano.

Para las familias que no tienen la posibilidad de pagar la matrícula de contado, la institución da la posibilidad de pagar 50% de su valor después de restarle 15% del descuento, y el 50% restante lo paga en cinco cuotas mensuales para pregrado. En el caso de posgrados, las cinco cuotas serán proporcionales a la duración del programa.

“La solidaridad es un principio estelar de las sociedades que se debe ponderar con la solidez financiera de una institución educativa, para garantizar una educación de alto nivel y una armonía en la comunidad que la compone”, dijo el rector de la Universidad Externado, Juan Carlos Henao.

La Universidad del Norte anunció 7.400 becas y auxilios para estudiantes nuevos y actuales. Además, la asignación de $20.000 millones para créditos de corto, mediano y largo plazo destinados al pago de la matrícula para el segundo semestre de 2020.

La deserción es un fenómeno que preocupa a las universidades

Según las cifras de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), la deserción universitaria no solo se agravaría para el segundo semestre de 2020, sino que también podría mantenerse entre 18% y 20% durante 2021, lo que implicaría una reducción de aproximadamente 600.000 matrículas en las instituciones de educación superior.

Esto, sumado a la deserción que ya manejan las universidades colombianas, podría resultar no solo en pérdidas académicas importantes, sino también en la interrupción de procesos.

LOS CONTRASTES

  • Juan Luis Mejía ArangoRector Universidad Eafit

    “Nos preocupa muchísimo que uno de los efectos del covid-19 sea la deserción de cientos de estudiantes que estaban muy cerca de convertirse en profesionales”.

  • Juan Carlos HenaoRector Universidad Externado

    “La solidaridad se debe ponderar con la solidez financiera de una institución educativa para garantizar la educación de alto nivel en todo el territorio nacional”.