Educación

Las universidades de cara a la pandemia


Con los cambios a los que se debieron someter todos los sectores, incluido el académico, las instituciones replantean su modelo

Programas más cortos, aceleración de la modalidad híbrida y certificaciones de avance son algunos de los cambios que se verán

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

Uno de los sectores más afectados por la crisis actual es el de la educación superior. A pesar de que el foco está puesto en el nivel de pregrado, en el que la Asociación Colombiana de Universidades (Ascun) estima que se dejarán de matricular 12% de los estudiantes el próximo semestre, en los posgrados también se sentirá el impacto, por lo que se vislumbran nuevas tendencias en ese nivel de estudios.

Obdulio Velásquez, rector de la Universidad de La Sabana, cree que esos cambios se verán en al menos dos aspectos. “En primer lugar, se acelerará la modalidad híbrida: clases dictadas en salones presenciales, combinadas con virtuales; por otro lado, los posgrados se dividirán en tres tipos, dirigidos a segmentos y necesidades diferentes. Así, habrá posgrados presenciales en los campus universitarios, que serán de calidad premium por las condiciones, calidad y competencias que desarrollan y el relacionamiento laboral que da la presencialidad. Además, habrá posgrados híbridos, llamados HiFlex, que combinan presencialidad y virtualidad, y posgrados virtuales”, explicó Velásquez.

“Lo que enseña la historia es que las tecnologías nuevas no eliminan las precedentes, las transforman y las asumen. Lo tradicional sobrevive, con cambios”, agregó.

Es posible que los programas que se ofrezcan tengan una duración menor a un año y se incluyan certificaciones en la medida que se vaya avanzando, de manera que los estudiantes puedan elegir una ruta del programa según sus necesidades de formación, que no necesariamente termine en un título.

Los cambios, sin embargo, no vendrán no solo desde el punto de vista de la oferta, pues lo más probable es que la coyuntura modifique las expectativas de quienes aspiran a complementar su formación profesional.

“En cuanto a la demanda, las personas buscarán apropiar conocimientos que estén a la vanguardia, de última generación; el título dejará su status quo para convertirse en un reconocimiento al logro durante su desempeño académico. La cercanía será muy valorada, un acompañamiento mayor del docente donde la retroalimentación a su proceso de aprendizaje cobra relevancia permanente. La presencialidad será reclamada después de la pandemia, el ser humano es un ser social y así la educación ofrezca posibilidades, las personas necesitan del contacto humano”, explicó Lina Echeverry, directora de marketing de la Universidad del Rosario.

Claves para elegir el posgrado adecuado

Al momento de elegir un posgrado es importante entender qué ofrece cada nivel de formación. Las especializaciones son de un nivel complementario y tienen un carácter profesionalizante; las maestrías tienen, por un lado, líneas de investigación y, por otro, líneas de profundización que complementan las especializaciones; y los doctorados buscan formar investigadores. Además del nivel de formación, es fundamental considerar la calidad académica de las instituciones que ofrecen posgrados, buscando idealmente que tengan acreditación de alta calidad.