Hacienda

XXII Encuesta empresarial


Los empresarios encuestados por LR reconocieron la gestión del director de la Dian, José Andrés Romero

Las excepciones las lideran los ministros de Comercio Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, y el de Salud, Juan Pablo Uribe

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

En medio de rumores de una inminente crisis ministerial, y a cinco días de que el gobierno de Iván Duque cumpla 500 días al frente de la Casa de Nariño, los empresarios lanzan una voz de alerta por el funcionamiento del gabinete. En la XXIII Encuesta Empresarial que realiza LR semestralmente, la tercera para esta administración, solo a dos ministros le aprueban su gestión, el resto no pasa el examen, incluyendo el Primer Mandatario, y todos muestran una tendencia a la baja si se compara con su primera nota.

El poco conocimiento que se tiene de los miembros del gabinete y la falta de ejecución de políticas le pasan factura al Gobierno, más allá de la baja popularidad que arrastra, pues según la última encuesta Gallup solo 24% de los encuestados aprueba la gestión presidencial.

Durante el ejercicio que realizaron los periodistas de LR, entre el 18 de noviembre y el 11 de diciembre, fue común escuchar entre los empresarios que no reconocían a los funcionarios, lo que, en la gran mayoría de los casos, 500 días después, se traduce en las bajas notas.

Para el analista de la Universidad Externado, Carlos Arias, ha habido una carencia a la hora de unir la ejecución de sus programas con la comprensión del país político. “Iván Duque preside un gabinete técnico y no entendió que el gabinete debe llevarse desde lo político hasta lo técnico. No incluyó en sus ministerios un fuerte componente político, más allá del estigma de la opinión pública sobre esto”, agregó.

Las excepciones en las notas las lideran los ministros de Comercio Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, y el de Salud, Juan Pablo Uribe, los dos únicos que pasaron el examen. En el caso del primero, pese a que en esta oportunidad terminó empatado con Uribe, ha liderado el balance que hace el sector privado desde agosto del año pasado.

A Restrepo le resaltan su cercanía con el empresariado, el haber impulsado la reducción de trámites, que le pega directo al día a día de los presidentes y gerentes de las compañías, y el impulso a las inversiones, gracias a los beneficios que trajo la antigua Ley de Financiamiento y que esperan ser reeditados con la Ley de Crecimiento Económico.

En el caso de Uribe, el único que sube en la calificación, los avances en el Acuerdo de Punto Final, con el impulso en la financiación que tuvo en el Plan Nacional de Desarrollo y que permitirá sanear las deudas del sector, destacan en su gestión. Además, la atención a los migrantes, en lo que se ha invertido $110.000 millones este año, también sobresale.

Para Carlos Sepúlveda, decano de Economía de la Universidad del Rosario, pese a que desde el punto de vista económico se destaca, en medio de un contexto internacional difícil, al Gobierno le han faltado avances en reformas estructurales. “No se evidencian avances destacados en agendas complejas para llegar a acuerdos, el tema tributario tiene unos temas complejos”. Por ello, para Sepúlveda, más allá del desconocimiento del gabinete por parte del sector privado, hay que reconocer que hay temas de fondo que no se están haciendo.

Carrasquilla, Blum y Gutiérrez, en lo más bajo de las calificaciones
Las notas más bajas están en el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, la canciller Claudia Blum y la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez. El primero, pese a la recuperación de la economía, pasó por el desgaste del debate de los Bonos Agua, al inicio del Gobierno, y por la discusión de dos reformas tributarias, una de las cuales se cayó por errores de forma. Sobre Gutiérrez pesa su falta de liderazgo en el Congreso, mientras que a Blum, pese a que acaba de llegar, los empresarios le recuerdan su charla con el embajador Francisco Santos.

La ficha técnica de la encuesta: