Hacienda

Anuario Ripe 2019


Conozca las economías que tendrán un mejor desempeño este año

sábado, 21 de diciembre de 2019

Entre las reformas que pueden dar un empujón a Brasil están la laboral y la de pensiones.

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Al cierre de la década pasada, Brasil tuvo uno de los crecimientos más altos de su historia, pues el aumento de su PIB fue de 7,5%. Durante ese período, el país se consolidó como una de las economías más prósperas de la región al registrar cinco años consecutivos con una expansión económica por encima de 4%. Sin embargo, aquellos tiempos quedaron atrás y los pronósticos para este año llegan apenas a 1%: el FMI y el Banco Mundial proyecta una variación del PIB de 0,9%, mientras que la Cepal corrigió su perspectiva de 0,8% a 1% para este año.

A pesar de este panorama para 2019, el inicio de la segunda década de este siglo es alentador, pues el FMI y el Banco Mundial esperan que el PIB crezca 2% en 2020. De esta forma, el gigante de Suramérica busca despegar de nuevo.

De acuerdo con la Ocde, la economía de Brasil se está recuperando gradualmente, esto se debe a factores internos. La confianza está mejorando después del progreso en la aprobación de reformas económicas en el Congreso y la inversión ha recuperado su fuerza después de caer por dos trimestres.

Para Fabio Giambiagi, economista jefe del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (Bndes), hay dos razones para explicar el leve crecimiento del PIB de Brasil en 2019. Una, es el bajísimo crecimiento de la capacidad productiva, debido a años de caída de la inversión, que ha afectado a la misma capacidad de crecimiento por el lado de la oferta.

“La segunda razón es una consecuencia de los efectos del derrumbe del modus operandi de las grandes constructoras a raíz de la operación Lava Jato, que causó una caída en picada de la construcción y que está haciendo que el retorno de la inversión se esté dando a pasos muy lentos. Sin embargo, es importante acotar que las perspectivas para 2020 lucen mejores”, expresó.

El caso Lava Jato ha sido la mayor investigación contra la corrupción en la historia de Brasil que llevó a la cárcel al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Así mismo, dio pie para que empezarán las investigaciones a Odebrecht por ofrecer sobornos en más de 12 países.

José Augusto de Castro, presidente de la Asociación de Comercio Exterior de Brasil (AEB), ha dicho a varios de medios de comunicación de ese país que el comercio exterior brasileño cerrará 2019 con números por debajo de su capacidad, debido a una caída tanto en las exportaciones como en las importaciones. Así mismo, la situación económica que vive Argentina ha impactado los intercambios de productos y servicios, como por ejemplo, los vehículos manufacturados en territorio local.

Entre las reformas que pueden dar un empujón a Brasil están la laboral y la de pensiones. La primera entró en vigor cuatro meses después de su aprobación (julio 2019) y busca combatir una de las cifras más preocupantes del país: el desempleo. Según cifras de Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la tasa de este ítem se ubicó en 11,6% en el trimestre concluido en octubre, es decir, 12,4 millones de brasileños estaban en busca de trabajo. El objetivo de la reforma es, entonces, flexibilizar la contratación para aumentar el empleo. Sin embargo, los trabajadores y las centrales obreras la ven como una amenaza a sus derechos.

En cuanto a la reforma pensional, que fue aprobada en octubre, se busca ahorrar 870.000 millones de reales (US$213 millones) a las arcas estatales, aumentando la edad de jubilación para las mujeres a 62 años y para los hombres en 65. Todo parece indicar, que la economía más grande de la región toma un nuevo rumbo.

Inversiones en el metro y sistemas de transporte

Sacyr Ingeniería e Infraestructuras y la constructora brasileña Ferrera Guedes se adjudicaron la construcción de la Línea Este del Metro de Fortaleza (Brasil). El proyecto tiene una duración de 48 meses y un presupuesto de 1.470 millones de reales brasileños (cerca de US$388 millones). La obra cuenta con 7,3 kilómetros de túnel, de los cuales seis kilómetros serán ejecutados mediante máquinas tuneladoras, así como cuatro estaciones subterráneas. El Gobierno señaló que, para los próximos cinco años, concretarán una inversión de US$6.015 millones.

Crisis social detiene reforma tributaria 

Luego de que se aprobaran la reforma pensional y la laboral, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tenía planeado tramitar en el Congreso una reforma tributaria, sin embargo, por el revuelo social que viven varios países de la región, decidió aplazarla, con el objetivo de que la oposición no tenga razones para salir a las calles a marchar, como ha ocurrido en Perú, Chile y Colombia. Lo que sí impulsó Bolsonaro fue aprobar este año la reforma del sistema de pensiones, la cual aumenta la edad mínima de jubilación para hombres y mujeres.

Los factores que frenaron el crecimiento este año

Alto desempleo 

Aunque el desempleo en Brasil cayó dos décimas de punto en el trimestre agosto-octubre, a 11,6%, por un aumento del trabajo informal y del número de trabajadores por cuenta propia, la cifra sigue siendo alto: unas 12,4 millones buscan empleo.

Sube informalidad 

Aunque el desempleo en Brasil cayó dos décimas de punto en el trimestre agosto-octubre, a 11,6%, por un aumento del trabajo informal y del número de trabajadores por cuenta propia, la cifra sigue siendo alto: unas 12,4 millones buscan empleo.

Caen Exportaciones 

La venta de productos brasileños a Argentina, su tercer socio comercial a nivel mundial y el primero en la región, ha pisado el freno pasando de US$11.307 millones en los primeros ocho meses de 2018 a US$6.778 millones en el mismo período de 2019.

Corrupción 

Las secuelas de la operación Lava Jato todavía se sienten. El caso de corrupcion más grande del país ahuyentó a la inversión extranjera y generó que más de una empresa se retractara de llegar al país, sobre todo en el sector de infraestructura.

Baja productividad 

Fabio Giambiagi, economista jefe del Bunde, indicó que un factor importante fue el bajo crecimiento de la capacidad productiva del país. En el tercer trimestre de 2019, la producción industrial de Brasil cayó 1,2% frente al mismo período del año pasado.