Hacienda

Anuario Ripe 2019


Conozca las economías que tendrán un mejor desempeño este año

En el primer semestre del año, 18 de las 20 economías de la región desaceleraron su crecimiento

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

A comienzos de año los equipos económicos de los gobiernos en la mayoría de los países de América Latina trazaban estrategias para amortiguar los golpes que podrían venir de hechos internacionales como la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el retraso de la ratificación de algún tratado comercial o el fortalecimiento del dólar. Sin embargo, a medida que fueron pasando los meses, los impactos que empezaron a esquivar vinieron desde adentro.

Bien lo dijo el secretario general de la Ocde, José Ángel Gurría, al asegurar que los presidentes de la región latinoamericana y el mundo estaban viviendo la “geografía del descontento”.

De un momento a otro, y sin que nadie se lo esperara, la proliferación de protestas en Ecuador, Chile, Bolivia, Perú y Colombia, comenzaron a contrastar con los informes de crecimiento económico en la región del FMI (Fondo Monetario Internacional), el Banco Mundial y la Cepal, en los que se destacaba el auge económico de la economía chilena, la boliviana o la colombiana, los mismos países que por varias semanas tuvieron a la gente en la calle siendo protagonistas de un descontento social que surgía por variadas razones: desde un costo de vida muy alto y un excesivo pago de impuestos hasta la decepción de no poderse pensionar.

“A este contexto de desaceleración económica generalizada se suman las crecientes y urgentes demandas sociales con presiones para aumentar la inclusión social, tanto en ingresos como en bienes públicos. Ante este escenario la región no aguanta políticas de ajuste y requiere de políticas para estimular crecimiento y reducir la desigualdad”, advirtió la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

La tarea es urgente y en eso se deberían concentrar los países de América Latina, pues según la Cepal este es el sexto año consecutivo de bajo crecimiento para la región, algo que no va a mejorar en 2020, sino que, por el contrario, se mantendrá. “Un dato que debería alertar es que el PIB per cápita se ha contraído 4% entre 2014 y 2019”, precisó Bárcena.

LOS CONTRASTES

  • Shelly Shetty Directora de bonos soberanos de Fitch

    “La protesta refleja las debilidades institucionales y la desigualdad y representa un riesgo para las perspectivas de 2020”.

  • Alicia BárcenaDirectora ejecutiva de la Cepal

    “Se requiere priorizar la inversión que cambie la estructura productiva para salir de la primarización de la economía“.

Las advertencias han sido claras. En el primer semestre del año, 18 de las 20 economías de América Latina desaceleraron su crecimiento y al cierre de este año serán 14 las economías latinoamericanas que crecerán por debajo de 1%.

“El número de países con crecimiento de 1% o menos en 2019 es el más alto en muchos años”, destacó la directiva.

Este retraso económico genera consecuencias y así lo explicó Shelly Shetty, directora de Calificaciones Soberanas para América Latina de Fitch Ratings. “Fitch espera una leve recuperación económica, pero los riesgos fiscales, políticos y de gobernabilidad desafiarán las perspectivas económicas y de calificación de la región en 2020”, dijo la vocera.

Y agregó: “A pesar del financiamiento externo más favorable, las condiciones de desaceleración económica mundial y los problemas idiosincrásicos internos pueden aumentar los riesgos a la baja. El aumento de la actividad de protesta en la región refleja las debilidades institucionales de larga data y la alta desigualdad de ingresos, lo que representa un riesgo para las perspectivas en 2020”.

A pesar del escenario poco alentador en 2019, el salto a 2020 será cuantioso, pues el menos optimista de los entes internacionales o firmas calificadoras apuntan a un crecimiento del PIB regional para 2020 de 1,3%, que es el caso de la Cepal, tras venir de una proyección este año de apenas 0,1%. El siguiente organismo en la escala de optimismo es Fitch Ratings, que asegura que la región crecerá 1,7% el próximo año, tras un incipiente 0,8% en 2019. El FMI y el Banco Mundial son los más optimistas con proyecciones de crecimiento de 1,8% y hasta de 2,1% (en el caso del FMI) si se saca a Venezuela del listado.

¿Quiénes crecerán más?
Si el análisis de las proyecciones de crecimiento económico para el próximo año se hace por país, los rankings, aunque varían según el organismo, no son del todo disímiles. Por ejemplo, entre las principales economías de América Latina, para el FMI las cinco que más crecerán para el próximo año son: Panamá, con una variación de 5,5% en su PIB, y le siguen Paraguay (4%9), Bolivia (3,8%), Colombia (3,6%) y Perú (3,6%).

Para el caso del Banco Mundial, el top 5 de las de mayor producción anual serán: Panamá (4,6%), Bolivia (3,6%), Colombia (3,6%), Perú (3,2%) y Paraguay (3,1%).

La Cepal, que actualizó sus proyecciones económicas de la región en la segunda semana de diciembre, tiene el siguiente ranking: Panamá (3,8%), Colombia (3,5%), Perú (3,2%), Bolivia (3%) y Paraguay (3%).

Aunque en la Ocde no están todos los países latinoamericanos, incluyen en data independiente las cifras de algunos países y esos son: Colombia (3,5%), Chile (2,4%), Brasil (1,7%), México (1,2%). Por ser un informe de periódicos iberoamericanos, incluimos en este reporte a España, cuyo proyección de crecimiento para 2020 es de 1,6%, esto es 0,4 puntos porcentuales menos a ese 2% de crecimiento del PIB calculado para 2019.

En el caso de España, el factor que ha influido en un crecimiento incipiente es la crisis de gobernabilidad que ha tenido el jefe de gobierno Pedro Sánchez, quien hasta mediados de noviembre logró un acuerdo con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, para formar un gobierno de coalición.

Si bien Colombia está entre los países con mejor escenario para 2020, el Gobierno Nacional y el de los países de la región aún tienen retos por delante. Así lo deja claro Fitch Ratings: “se espera que la mayoría de los países crezcan por debajo del potencial y la recuperación continúa siendo débil, especialmente en el contexto de débil crecimiento del 1% durante 2014-2018. Además, el crecimiento en América Latina será el más débil entre las diferentes regiones del mundo”, explicó Shetty.

Recomendaciones de la Cepal para mejorar en 2020
Una de las recomendaciones hechas por la Cepal a los gobiernos latinoamericanos para garantizar un alza en el PIB el próximo año es la sostenibilidad fiscal. Para alcanzarlo, además de hacer reformas estructurales en sistemas tributarios, sugieren: “mejorar la progresividad fortaleciendo los impuestos a la riqueza, reducir la evasión fiscal que representa 6,3% regional, reevaluar los gastos tributarios que representan 3,7% del PIB regional e implementar nueva generación de tributos a la economía digital y medioambientales”.