Comercio

El año de la recuperación del consumo


El anuario Ripe recoge las tendencias de consumo para 2018 de los países de la región.

lunes, 18 de diciembre de 2017

Heidy Monterrosa - hmonterrosa@larepublica.com.co

En México, el ingreso y el gasto de los hogares se calcula cada dos años por medio de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (Enigh), que es realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Actualmente, los datos más recientes corresponden a la Enigh 2016.

Según esto, el ingreso corriente promedio trimestral por hogares es de US$2.450,99, mientras que el gasto corriente monetario promedio trimestral por hogares es de US$1.507,66. Es decir, el promedio del gasto de los hogares mexicanos es 61,51% de su ingreso. De acuerdo con esta misma encuesta, realizada en el segundo semestre de 2016, los rubros a los que los hogares destinaron la mayoría de su consumo fueron alimentos, bebidas y tabaco, a los que en promedio se les destina 35,2% del gasto.

Les siguen transporte, adquisición, mantenimiento, accesorios y servicios para vehículos y comunicaciones (19,3%); servicios de educación, artículos educativos, artículos de esparcimiento y otros gastos de esparcimiento (12,4%); vivienda y servicios de conservación, energía eléctrica y combustibles (9,5%), y cuidados personales, accesorios y efectos personales y otros gastos diversos (7,4%).

Por el contrario, los rubros que, en promedio, los hogares mexicanos consumen menos o a los que les asignan menor porcentaje de sus gastos son artículos y servicios para la limpieza, cuidados de la casa, enseres domésticos y muebles, cristalería y utensilios domésticos (5,9%); vestimenta y calzado (4,6%), y cuidados de la salud (2,7%).

“En México, el consumo es resultado de la gran diferencia en el ingreso. Por ejemplo, el estrato social con más ingreso gasta más en salud y educación, en tanto que la gente con menor ingreso gasta más en bebidas edulcorantes y tabaco”, señaló Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios de la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam).

Por otro lado, los cinco productos que más consumieron los hogares mexicanos al trimestre fueron alimentos o bebidas. En promedio, las carnes fueron el producto que mayor porcentaje de su gasto le asignaron, con 23,3%.

Después le siguen los cereales, con 17,9% del gasto; luego las verduras, legumbres, leguminosas y semillas, con 11,5%; de cuarto está la leche y sus derivados, con 8,4%, y por último, las bebidas alcohólicas y no alcohólicas, con 6,9%. En la encuesta se hace la salvedad de que la mayoría de los hogares prefiere consumir estos alimentos en su casa.

Así mismo, las cinco marcas más consumidas en México son de alimentos y bebidas. Según el informe Brand Footprint de Kantar Worldpanel, las favoritas de las familias mexicanas son Coca-cola, Lala, Bimbo, Nutri Leche y La Moderna. Según este reporte, Coca-cola es elegida por 98,7% de los hogares, que compraron sus productos, en promedio, 78,94 veces en el año. En cambio, La Moderna es elegida por 84,9% de los hogares, que compraron algunos de sus productos, en promedio, 20,4 veces durante 2016.

En cuanto a los puntos de venta a los que más acuden para adquirir sus productos, los datos más actualizados disponibles son de 2013. Para ese año, los mexicanos compraban principalmente en la tienda de la esquina o supermercado más cercano, en el autoservicio o a través de ventas por catálogo.

E-COMMERCE
El Estudio de Comercio Electrónico en México 2017, elaborado por Comscore con datos de la Asociación de Internet Mexicana, reveló que 51% de los compradores en línea está entre los 18 y 34 años. El gasto digital entre mayo y julio lo encabezó la categoría de ropa y accesorios, con un 59%; seguido por descargas digitales, con 48%. Aunque el comercio electrónico solo representa 2,2% del comercio minorista en este país, este ha tenido un crecimiento en los últimos 10 años, donde de 2015 a 2016 se presentó un crecimiento de 28,3%.

AUTOMOTOR
El proceso de renegociación del Nafta con Estados Unidos y Canadá ha afectado el rendimiento del mercado automotor mexicano en los últimos meses. Para fin de noviembre se vendieron en total 1,37 millones de carros, 2,8% menos que lo calculado para el año pasado con la misma fecha de corte. Además, el país produjo 3,53 millones de vehículos en los primeros 11 meses, durante los cuales ha exportado 2,85 millones de unidades, 11,7% más que en 2016. Nissan se mantiene como la marca más vendida en este país y GM sigue segunda.

La naturaleza pasó cuenta de cobro
Las tormentas, terremotos y huracanes que golpearon a méxico en el tercer trimestre del año tuvieron efectos en la economía mexicana, especialmente en el PIB y la inflación.

1. PIB
La Cepal estima que la economía mexicana crecerá 2,2% este año y avance 2,4% en 2018. No obstante, el organismo advierte riesgos como el impacto de la reforma fiscal de Donald Trump y el desenlace de las negociaciones de Tlcan.

2. Desempleo
El último dato disponible de la tasa de desocupación nacional es el de octubre, con 3,55% y que varió -0,17% con respecto al mismo mes de 2016. Según el Inegi, la tasa de desempleo de los hombres es 3,43% mientras que la de las mujeres es 3,75%.

3. Inflación
La inflación o el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de México para el mes de noviembre se registró en 6,63%. Durante este año, la inflación del país ha fluctuado entre 4,72% (inflación de enero) y 6,66% (inflación de agosto).

4. Exportaciones
El valor de las exportaciones de octubre fue de US$36.901,2 millones. Al comparar con la cifra del mismo mes del año pasado, hubo una variación de 13,21%. Después de octubre, el mes con mayores exportaciones fue marzo, con US$36.044,9 millones.

5. Tasa de interés
La tasa de interés objetivo de México es establecida por el Banco de México y está en 7%, nivel en el que se ha mantenido desde el pasado junio. Durante el año, el valor máximo de esta tasa fue 7%, mientras que el mínimo de esta tasa fue 5,75%, en enero.