Toman medidas ante el cierre de varias sedes del operador.

Lina María Guevara Benavides

Con una red integrada por más de 500 IPS en todo el país, Medimás activó un plan de redireccionamiento de usuarios para hacer frente a los cierres de las sedes de Esimed, uno de los operadores que atendía a sus 4,2 millones de afiliados.

“Medimás EPS toma esta decisión en un ejercicio responsable por la garantía de la continuidad en la prestación de servicios de sus afiliados. Con esta decisión, se estima que, en promedio, 13.000 atenciones mensuales de hospitalización sean prestadas por IPS en 15 departamentos”, informó la entidad.

La prestadora de salud destacó que su prioridad es eliminar las barreras que vayan en detrimento de la salud de sus usuarios, a propósito de los cierres registrados en los últimos días en Bogotá, con los servicios de urgencias de primer nivel en la IPS Jorge Piñeros Corpas, así como en Santa Marta, Bucaramanga, Barranquilla y Cúcuta.

La red alterna, que hace parte de los 1.700 contratos que tiene la entidad, estará lista para prestar los servicios de odontología, medicina general, promoción y mantenimiento de la salud, imagenología y urgencias (incluyendo los de segundo y tercer nivel), entre otros. La red está compuesta por casi 3.000 sedes en 29 departamentos.

La EPS aseguró que mantendrá internamente la gestión de citas y procedimientos programados para no generar trámites adicionales a sus afiliados, y que, habrá una línea nacional y una en Bogotá activada para que los usuarios puedan conocer en detalle cuál es la red de IPS que está activada en su ciudad y qué servicios atiende.

“Estaremos realizando un seguimiento riguroso para garantizar la continuidad de los servicios, cuya oportunidad se puede ver afectada por la baja oferta hospitalaria que se presenta en algunas ciudades del país, problemática que es generalizada para todas las aseguradoras del país”, agregó Medimás EPS en un comunicado.