La compañía el año pasado quedó en el puesto 24 en el grupo de las 100 que controlan el negocio de boletería.

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Los músicos el año pasado aumentaron sus fortunas por las regalías de álbumes y sencillos, sin embargo, cayeron los ingresos que tienen las empresas por conciertos. Esto se debe, a que nombres como Ed Sheeran, Taylor Swift y Beyoncé vendieron más de US$1.000 millones en sus giras, pero la compra mundial de boletería para espectáculos cayó 5%, por lo que se beneficiaron las celebridades, pero no los empresarios, según analistas de Pollstar, (consultora que mide el ritmo financiero de los shows en vivo).

El hecho se dio porque hubo cancelaciones de tours, y en ciertos países se generaron sobrecostos que asumieron los fanáticos en el precio final de las entradas. Por esto, es que la industria se ha enfocado en ofrecer nuevos festivales, fortalecer los ya existentes y los empresarios de ese sector buscan salir de una torta controlada por 100 promotores de conciertos, los cuales lideran en ventas de boletas. En ese listado llegó una compañía colombiana, Move Concerts, que alcanzó el puesto 24, ya que según Pollstar vendió en 2018, 897.957 entradas.

Con el resultado, se mantiene en la tabla de las que lideran el negocio no solo a nivel local sino en América Latina pues hoy en día opera también en Brasil, Costa Rica, Guatemala, Argentina, Perú, y Chile. Si se compara la cifra de ventas de boletas en 2018 frente a 2017, se ve una caída de 29%, aunque la empresa explicó que esto se debe a que cada año dependen de las giras anunciadas por los artistas y no de los esfuerzos de promotores.

Los conciertos que más significaron peso para Move en Colombia, fueron el de Roger Waters con un recaudo aproximado de $17.000 millones por cerca de 35.000 aficionados, luego Radiohead con $12.000 millones y Depeche Mode con $11.000 millones.

Con las cifras, la compañía espera fortalecer sus presentaciones en otros países para 2019, y tener tres grandes shows para Bogotá nuevamente, además de mantener alianzas corporativas como el Oktoberfest de Club Colombia.

En el listado de las 100 compañías más influyentes del globo, también aparecería Páramo (bogotana), que se estima el año pasado vendió más de 350.000 entradas, gran parte los pone el Festival Estéreo Picnic con ingresos de US$7 millones y 80.000 aficionados. Sin embargo, aún no hace parte de los promotores que reportan sus resultados a Pollstar.

Alfredo Villaveces, CEO de Move Concerts, señaló que es representativo que una empresa local esté entre las que más venden a nivel global, pero el sector tiene barreras para crecer.

Por ejemplo, “seguimos dependiendo del dólar, los artistas cobran en esa moneda y nosotros facturamos en pesos, a esto también se suma que no hay lugares para los grandes conciertos, a Colombia entró recientemente un jugador que es el Movistar Arena, pero su capacidad se limita a entre 12.000 y 14.000 asistentes”, dijo.

LOS CONTRASTES

  • Alfredo VillavecesCEO de Move Concerts

    “Para este año buscamos tres grandes conciertos de alto nivel tal como pasó en 2018, con el ánimo de mantener participación en el sector”.

Y es que el tema de complicaciones al hacer un concierto no es nuevo para las empresas. Primero, los costos de alquiler de espacios son altos, por ejemplo para tener un evento en el Parque Simón Bolívar cuesta solo por utilizar la plaza de eventos entre $120 y $140 millones, sin contar por lo menos con $40 millones adicionales para la adecuación de baños públicos, camerinos y zonas comunes.

Esto también genera que por cada concierto de más de 20.000 personas se hagan 10 de entre 500 y 1.000 aficionados y esos eventos son controlados por microempresas que le apuntan a fiestas no solo en las ciudades, sino en pequeños pueblos.

Otro indicador son las exigencias distritales, pues como ocurre en El Campín, solo se puede utilizar para conciertos una vez al mes. Ejemplo de esto es que por estos días hay roces entre Ocesa Colombia y la Dimayor, pues la primera había tramitado la autorización para el concierto de Luis Miguel el mismo día que se tenía fecha para el clásico Santa Fe y Millonarios; esa disputa sigue.

Las nuevas compañías del sector
El negocio del entretenimiento en vivo, se divide entre promotores y distribuidores de boletas. El último año al primero llegó Flora Music, compañía que busca entrar en el listado de las que más venden en Colombia y se ha manifestado con conciertos como Primus, y próximamente Lenny Kravitz en Marzo (sus ventas ya van en 90%). En el lado de distribuidores están las tiqueteras (torta controlada por Tu Boleta, luego Primera Fila y Ticket Shop) donde se unió el peso pesado de México E-Ticket que para ganar terreno local tiene los eventos que ofrecerá con Ocesa.