La crisis económica generada por la pandemia y la caída del mercado colombiano causó que la minorista de suministros para oficina saliera del país

Lina Vargas Vega - lvargas@larepublica.com.co

La minorista de artículos de oficina y papelería Office Depot cerró las tres tiendas, el centro de distribución y la planta de producción que tenían en el país con lo que finalizó sus actividades en Colombia. Sobre las razones de su salida del territorio nacional, el Grupo Gigante, la casa matriz que adquirió la totalidad de la empresa estadounidense en 2013 y que opera en la Bolsa Mexicana de Valores, informó que la decisión responde a planes estratégicos.

No es la primera vez que una emergencia económica saca a la cadena de origen norteamericano del país. En 2001 la compañía de suministros de papelería y oficina salió de Colombia por la crisis de comienzo de siglo, y regresó a principios de 2009 como Office Depot de México.

Hace dos décadas, el minorista tenía un gran reconocimiento en el mercado y competía por el liderazgo de la industria con empresas como Panamericana. Hoy, aunque mantiene su buen nombre, no es de los grandes actores del mercado. Las ventas en Colombia de Office Depot, también presente en Centroamérica y Chile, representaban un 3% de los ingresos totales de la empresa.

De otro lado, la crisis económica por la pandemia los tomó en un mal momento, ya que según el reporte de las 10.000 empresas más grandes del país, la compañía inscrita bajo el nombre OD Colombia SAS, reportó ingresos de $16,568 millones en 2019, lo que representó una contracción con respecto a años anteriores de 11%. Sus activos también registraron caídas de 2,3%.

El factor más importante que influyó en la salida de la empresa del país fue la actual crisis. En lo corrido de 2020, modalidades como el teletrabajo y las clases virtuales golpearon fuertemente la industria. Según cifras de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), las ventas de revistas y útiles escolares cayeron 16,3%.

Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, afirmó que “sorprendentemente, los pequeños establecimientos barriales del tipo papelerías, se mantienen en el mercado. Nuestras investigaciones sugieren que la proximidad y comodidad son las claves del éxito para la venta detallista, de las papelerías. El tamaño deja de ser una ventaja, los enormes minoristas en estos tiempos difíciles están redescubriendo sus propias raíces, tiendas pequeñas”.

Sin embargo, quien se posiciona como líder de este segmento en el país es la nacional Panamericana, que nació en 1964 en Bogotá, pero fue hasta 2006 que la tienda emprendió su expansión en el territorio colombiano y llegó a Neiva, Villavicencio, Barranquilla, Medellín, Cúcuta, Cartagena, Valledupar, Manizales, Pereira, Ibagué, Cali, Montería, Bucaramanga y Santa Marta, y fue en esta época cuando uno de sus fuertes competidores, Office Depot, no operaba en el país y cuando la nacional se consolidó como el líder absoluto del negocio.

Otros actores fuertes de esta industria son Dispapeles, empresa que está entre las 500 más grandes del país; Veneplast y Suministros e Impresos SAS.