La empresa tiene 92 locales abiertos y se enfocaron en la venta por domicilios. antes de la pandemia vendían 20.000 unidades

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Típicas Empanadas es un negocio con más de 30 años de trayectoria que alcanzó a vender 20.000 unidades antes de la pandemia. Ante la crisis, empezaron a apostar por los domicilios y los productos congelados. Juan Guillermo Macías, gerente de la empresa, expresó que esperan recuperar 40% de las ventas en junio y aunque han tenido que cerrar locales, todos los que quedan ya están en operación.

¿Cómo se vio impactado el negocio por el covid-19?
Se vio hasta el 13 de abril que volvimos a operar y empezamos a abrir los puntos de venta paulatinamente. En la actualidad tenemos todos los puntos abiertos a nivel nacional. No ha sido fácil y toca cumplir con los protocolos de bioseguridad. Mejoramos en las ventas, pero la gran enseñanza es aprender a vivir con el covid-19, de manera responsable con el fin de continuar con la empresa y también es importante educar al cliente.

¿Cómo va la recuperación?
Al principio se cayeron 90% las ventas. En mayo recuperamos 15% de los ingresos. En junio hicimos 35% de las ventas. En julio aspiramos recuperar 40%. Debemos seguir trabajando duro.

¿Cuántos puntos tienen y cuál era el plan de expansión?
Teníamos 98 puntos al cierre de 2019. En la actualidad tuvimos que cerrar varios, pero también abrimos dos locales y nos ha ido bien. Ahora tenemos 92 puntos, entre franquicias y propios que ya están en operación. Uno de los nuevos puntos es en la misma planta y funciona con domicilios y en físico. La meta era abrir seis puntos a nivel nacional. Si vemos la oportunidad de abrir un local, no nos dará temor.

De los 92 locales, ¿cuántos son franquicias y cuántos propios?
Franquiciados son 20 negocios. El modelo creo que se verá muy afectado porque las personas tienen mucho temor de invertir. El bolsillo de los colombianos tiene mucha incertidumbre y abrir un local sin saber si lo cierran en el futuro no es una apuesta en estos momentos.

¿Qué estrategias implementaron para mitigar el impacto?
Implementamos domicilios propios. Antes no teníamos y no era algo importante para nosotros. En la actualidad, si no tenemos aplicaciones o domicilios, quebramos. Nuestros mismos empleados son los que hacen los domicilios. Lo hicimos con el objetivo de mantener el empleo. Los hacemos en Bogotá, Barranquilla y Medellín. En las otras ciudades es con aplicaciones. Cerca de 50% de las ventas son por aplicación y el otro 50% se distribuye entre comprar para llevar y domicilios propios.

¿Cuántas empanadas venden en un día a nivel nacional?
Vendemos 6.000 unidades al día. Antes de la pandemia, vendíamos 20.000. Tenemos nueve referencias en empanadas de maíz y seis de empanada horneada.

¿Piensan sacar nuevos productos?
Lanzamos al mercado empanadas congeladas en cinco referencias y trabajamos en arepas y pinchos para que la gente compre, lleve y guarde. Los congelados era un campo que no habíamos explorado y que con la crisis vimos una oportunidad de negocio. Por ahora, solo se venden en Bogotá, pero queremos empezar en las otras ciudades.

¿La informalidad de la venta de empanadas los impacta?
Somos 20% de la venta de empanadas a nivel nacional.