La Supersociedades recibió 656 solicitudes para acogerse a la norma en el primer semestre

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

El informe de ‘Insolvencia en Colombia’ reveló que la Supersociedades recibió 656 solicitudes de compañías que querían acogerse a la ley de insolvencia empresarial durante los primeros seis meses del año. De dicha cifra, 443 provenían de Bogotá y 213 de las regiones.

Al revisar la base de datos, están nombres de empresas como Tennis, Cocheros, Masivo Capital y Dibacol.

En el caso de Tennis se trata de un proceso de reorganización. Esta compañía que se dedica al comercio al por mayor de prendas de vestir cuenta con pasivos por $203 millones y activos de $278 millones.

Cocheros también se acogió a un proceso de reorganización al igual que Masivo Capital (operador del Sitp de Bogotá). En el caso de la última firma bogotana, se tiene consignado que alcanzó activos por $472,2 millones y pasivos de $556 millones. Lo cual permite concluir que tiene una diferencia negativa en su patrimonio.

El trámite de reorganización en el inventario de procesos de la Delegatura en Bogotá registró activos y pasivos de $28,4 billones y $25,8 billones, respectivamente.

Al revisar el consolidado se encuentra que la mayor parte de los procesos de liquidación se dieron en Bogotá (237), Medellín (129), Cali (85), Bucaramanga (50), Barranquilla (40), Cartagena (15) y por último en Manizales (9).

Las intendencias regionales con más solicitudes fueron la de Medellín con 62 peticiones, Bucaramanga con 49, Barranquilla con 35, Cali con 31, Cartagena con 20 y Manizales con 16. Mientras que en Bogotá se registraron 443.

Del total de solicitudes que se registraron, 450 son de personas jurídicas y 206 personas naturales. A su vez, de las 656 diligencias de los primeros seis meses del año, 322 se encuentran en estudio, 169 fueron inadmitidas, 158 fueron admitidas y siete desistidas.

Con base en los resultados, el superintendente, Juan Pablo Liévano, explicó que desde la entidad tienen el propósito de dar lugar a más empresas, más empleo y a compañías competitivas. Siguiendo esa ruta, “el trabajo de la Delegatura de Procedimientos de Insolvencia ha sido prioritario para esta administración”, añadió.